Minimanual para cruzar una avenida

Por Nathali Gómez@laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Siempre ha creído que desde muy pequeño le enseñaron a cruzar la calle con seguridad, siguiendo las indicaciones del semáforo. Si lo piensa así, es hora de ir sabiendo que ha estado equivocado y que hacerlo correctamente depende de una serie de factores poco relacionados con usted.

  1. Que el semáforo esté para usted no significa que pueda cruzar. Deje de ser osado.
  2. Los motorizados tratarán, por todos los medios, de impedir que pueda llegar vivo o sin los nervios alterados al otro lado de la avenida.
  3. Los que manejan camionetotas blindadas y las camioneticas piensan que les regalan un tanque de gasolina si se lo llevan por el medio.
  4. Si es adulto mayor o tiene alguna dificultad para desplazarse, hágase acompañar por la multitud.
  5. Además de mirar el semáforo, los carros en perspectiva, las motos que puedan comerse la flecha, debe apuntar la vista al piso: un hueco lo podría tomar desprevenido.
  6. Busque el rayado. Parece obvio pero no siempre pasa.
  7. Busque a Dios también. Lo necesita para cruzar.
  8. Piense en el tiempo perdido cada vez que los escoltas paren el tráfico de toda una avenida para que alguien, que no puede perder ni un segundo, se traslade.
  9. No se le lance a los carros.
  10. Cómprese unos lentes de visión camaleónica.

 

ÉPALE 379