Minimanual para otros usos del tapabocas

Por Nathali Gómez@laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Si usted quiere inventar su propio estilo de hacer mal algo, ha llegado al lugar adecuado. Sabemos que eso de llevar el tapabocas correctamente puesto es para los aburridos.

  1. Úselo para sostener su quijada cada vez que pregunte por un precio de cualquier cosa.
  2. Póngaselo en la frente para evitar que le vean el ceño fruncido cuando alguien le viene con un cuento.
  3. Llévelo en la mano, como si fuera una graciosa carterita de antaño.
  4. No lo lave nunca; total, tampoco es que haya mucha agua.
  5. Úselo reversible. Es como jugar a la ruleta rusa.
  6. Deje la nariz por fuera. Ella también quiere enterarse de los chismes.
  7. Quíteselo al toser o estornudar. Así contagia a más gente por vez.
  8. Tóquelo como si fuera la lámpara de Aladino. El deseo que tal vez se le cumpla es contagiarse.
  9. Bájeselo hasta la barbilla cuando hable con alguien.
  10. Tenga un bello collar pandémico.

ÉPALE 381