Minimanual para quienes perdimos la noción del tiempo

Por Nathali Gómez • @laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Si usted aún cree que en cinco minutos puede hacer todo lo que realmente le llevaría una hora y que algo que pasó hace seis meses fue “en estos días”, pase por aquí, que no sabíamos que lo estábamos esperando.

  1. Una persona que perdió la noción del tiempo aprendió a correr.
  2. Una hora puede ser muchísimo o muy poco.
  3. Llegar tarde es su compromiso con la vida, hasta cuando jura llegar temprano.
  4. Cuando alguien lo ve en la calle nota de inmediato su cara distraída, como de quien no sabe si apagó la cocina antes de salir corriendo.
  5. Caminar lentamente disfrutando el paisaje no es algo que le pase muy seguido.
  6. Llegar despeinado y con un botón sin abrochar lo describe plenamente.
  7. Puede madrugar y alistarse muy temprano pero eso no cambiará su destino.
  8. El arrepentimiento por no planificar mejor el tiempo es parte de su existencia.
  9. Este minimanual está surgiendo en todas la condiciones antes descritas.
  10. Apúrese que nos esperaban hace media hora.

ÉPALE 469