Minimanual para relajarse un poco

Por Nathali Gómez@laespergesia Ilustración Justo Blanco

En estos días de inacción, para algunos, pareciera obvio que lo más sencillo es relajarse y tomarse las cosas con calma. Sin embargo, sabemos que ocurre todo lo contrario, y que el exceso de convivencia ha hecho que algunas personas ya estén considerando vivir bajo la cama, mudarse al maletero o ir desapareciendo poco a poco. Antes de que tome estas medidas desesperadas, lea este minimanual.

  1. Relajarse no es prender un incienso y poner cantos de meditación, requiere un estado previo.
  2. El debate es un gusto picante del que casi nadie se libra, pero no puede discutirlo todo con quienes lo rodean porque la cosa va a terminar mal.
  3. Hay que ceder: con usted y con los demás. Piense que no le van a dar el premio por ser el más puntiagudo a la hora de encontrar errores.
  4. Use audífonos y otros artilugios para aislarse un poco del resto. Es necesario.
  5. Hable, así sea con usted mismo.
  6. Las noticias no van a mejorar en meses. Relájese con esa certeza.
  7. Encuentre momentos para descansar, así crea que sólo está descansando.
  8. Haga cosas que le gusten. No tienen que ser gustos multitudinarios.
  9. Dese tiempo para que el ánimo baje y se asiente.
  10. Ahora sí, prenda ese incienso.

 

 

ÉPALE 366