Minimanual para salir de Caracas

Por Nathali Gómez @laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Esta ciudad, por alguna extraña razón, le aplica una llave inmovilizadora a quienes tratan de salir de ella. A veces hay que engañarla un poco y escapar de ella para entender la pequeñez propia y descubrir nuevas formas de entenderse.

  1. Si lo piensa mucho, no lo hará. Los escapes suelen ser al borde de la desesperación.
  2. El tiempo en la ciudad es inmisericorde y no suele ser suyo.
  3. Escuchar a otros, lejos de su cotidianidad, es importante.
  4. Dejarse acariciar por otros sabores es un deleite.
  5. Hay que desprenderse un poco de Caracas para entender a Caracas.
  6. No vaya a otro lugares a enseñar, vaya a escuchar.
  7. Volver es importante, cuantas veces haga falta.
  8. Venezuela es inmensa y usted muy pequeño.
  9. No permita que lo espanten los terminales.
  10. Escápese cada vez que lo necesite.

ÉPALE 354