Minimanual para sobrevivir a la convivencia

Por Nathali Gómez • @laespergesia  / Ilustración Justo Blanco

Cuando usted habla de lo complicado que es manejarse en su casa, rodeado de los miembros de su familia o de su pareja, la gente lo ve como si usted fuera una cepa de coronavirus ermitaña y sin sentimientos. Algunos le explican que debe fortalecer los lazos fraternos y que esta es una excelente oportunidad para un acercamiento con las personas con quienes vive. Sin embargo, querido lector, no todos los casos son tan rosados y llenos de algodón de azúcar. Lo mejor que puede hacer es tratar de sobrellevar el peso de la convivencia.

  1. No trate de modificar sus rutinas para agradar al otro. En pocos días va a estallar por ese castigo autoimpuesto.
  2. Respete el espacio de los demás. No siempre tienen que estar todos en el mismo lugar de la casa.
  3. Si necesita enconcharse, hágalo. No hay que forzar la convivencia para colgar fotos en Instagram.
  4. Cuando se sienta de buen ánimo comparta, invéntese una. Los momentos menos planificados suelen disfrutarse más.
  5. Evite el conflicto, evite el conflicto. Es una máxima.
  6. No se lance una de sincericidio sobre defectos y errores de los demás a estas alturas. Recuerde: tiene que verle la cara a esas personas por quién sabe cuántos días más.
  7. No quiera hacerlo todo usted; o, por el contrario, no crea que está de adorno: hay muchas tareas que deben repartirse.
  8. En el caso de convivir con niños la cosa se pone más complicada y este minimanual no tiene herramientas, pero le sugiere ser muy paciente.
  9. Aproveche para echar cuentos y chismes. Reírse un poco de los demás le impide ver los detalles sin resolver que tiene en su casa.
  10. Algún día será libre (parcialmente).

 

ÉPALE 367