ÉPALE258-CENTRO DE LA DIVERSIDAD CULTURAL

Foto: Camille Briceño

LOS ROSALES POR MARLON ZAMBRANO

Micomicona se llamó la princesa ficticia que inventaron un cura, un barbero y Dorotea para hacer entrar en razón al Quijote. En la Micomicona de Los Rosales, al contrario, uno ingresa en una dimensión excéntrica frente al caótico decorado de la parroquia San Pedro, con la silueta de La Bandera sobre sus espaldas y el eco de todos los caminos desde la avenida Nueva Granada. La quinta es sede del Centro de la Diversidad Cultural, búnker desde donde se elucubran los nuevos patrimonios inmateriales de la humanidad: ya van seis, germinados en revolución. Muchas cosas —además de su deslumbrante arquitectura, datada a principios de los años 40 de manos del propio Oscar Zuloaga Ramírez— enaltecen su belleza: la heráldica intacta de los Zuloaga en el portal, arcaica insignia de abolengo; el jardín reposado, enclavado en la anarquía; los muros externos sin vallas defensivas; y, según cuentan, los osados fantasmas que se pasean por entre la colección de objetos etnográficos de Venezuela y América Latina, espantando a cualquiera que no crea en aparecidos.

DESCARGA EL ALMANAQUE ÉPALE CCS 2018

ÉPALE258-CENTRO DE LA DIVERSIDAD CULTURAL 1ÉPALE258-NOVIEMBRE

ÉPALE 258

Artículos Relacionados