ÉPALE296-TRAMA COTIDIANA

TRAMA COTIDIANA POR RODOLFO PORRAS

Pablo García Gámez es un caraqueño residenciado en EEUU que se ganó el premio Apacuana 2017, organizado por la Compañía Nacional de Teatro. La pieza luce un tanto maniquea y demasiado tendiente a lo emocional. Cuando la leí sentí que la estructura estaba desequilibrada y que el foco que debe generar el conflicto corría el riesgo de diluirse. Así que cuando me enteré de que la Compañía Nacional de Teatro se disponía a cumplir su compromiso y la iba a llevar a escena, me pareció que la cosa no iba a pasar de un trámite, aunque Pablo García Gámez es un escritor con varios premios en su haber y el jurado leyó aciertos suficientes como para decidir que esta obra era la ganadora del concurso. A esto se le suma que al público venezolano le gusta mucho el melodrama, por lo que el montaje podría convertirse en un espectáculo con buena taquilla. En este mismo sentido, Oscuro de noche aborda un tema de actualidad al que somos muy sensibles, que es la muerte violenta producto del hampa. Plantea, también, el nefasto tratamiento de los medios de comunicación, que han convertido esta peste en una herramienta política y en un negocio de ventas noticiosas.

La semana pasada tuve el privilegio de asistir a un ensayo de Oscuro de noche, bajo la dirección de Carlos Arroyo. Me sorprendió gratamente cómo había enfrentado la puesta en escena: un elemento que en la pieza es apenas una enunciación, sin asideros en la trama ni en el desarrollo argumental, se transforma, para Arroyo, en el eje central del montaje. Todo ocurre en un circo. Esto significó un verdadero reto actoral y de dirección que hasta donde pude vislumbrar se solventó de manera airosa. Asimismo, le metió mano a la estructura del texto, cambió la secuencia de los monólogos y los diseminó a lo largo de la trama, cosa que permitió mucho más agilidad argumental y mucho más dinamismo en la puesta.

El elenco es de lujo. Presentando, como siempre, altibajos que son propios del teatro. La idea del acompañamiento musical está muy bien. La escenografía muy adecuada para la intención del espectáculo: luce compleja y muy elaborada. Sin embargo, parece ser que es el resultado del reciclaje, la imaginación y la voluntad artística del escenógrafo y los realizadores.

Cuando usted lea este artículo ya habrá habido un par de funciones que, tal vez, desdigan estas apreciaciones o las complementen. Pero, de todas, todas, es seguro que se va a disfrutar de un buen espectáculo y se va a confrontar un tema que es necesario confrontar.

Está en temporada en el legendario Teatro Alberto de Paz y Mateos.

ÉPALE 296

Artículos Relacionados