SEGÚN EL COLOR

SEGÚN EL COLOR POR MERCEDES CHACÍN

Han sido unas duras pruebas. De resistencia. Tenemos casi seis años entrenando. Sin contar los anteriores a 2013. Ya casi en el segundo cuatrimestre de 2017 renovamos la fe. Tres veces. Tres tanganazos sin piedad. Tres decisiones infelices del contrario nos hicieron ganadores y ganadoras. Pero no con porcentajes exiguos de participación. Lo hicimos con fuerza, con ganas, con convicciones. Con la voz clarita, de tenores y de sopranos. Con el primer tanganazo electoral agarraron cama. Y no han levantado cabeza. Están deprimidos porque el poder político les es esquivo. Pero ahí está la “renta” de quienes viven del dólar maldito. No se quejan, no gritan, ya ni marchan. ¿Para qué? Siguen consumiendo a placer. Unos cien verdes mensuales cambiados al maldito de hoy son suficientes. No se quejan, no gritan, ya ni marchan. Es que ya ni votan. ¿Para qué? Mientras, la Patria está de pie. Sigamos.

ÉPALE 260

Artículos Relacionados