ÉPALE 224 PICHONES 1

POR RODOLFO CASTILLO @MAGODEMONTREUIL / FOTOGRAFÍAS ENRIQUE HERNÁNDEZ

En la reunión de pauta en la que me fue asignado el presente pichón, al manifestar que lo haría sobre una venta de hamburguesas ubicada en la avenida Fuerzas Armadas, entre las esquinas de Socorro y San Ramón, el fotógrafo Michael Mata ÉPALE 224 PICHONES 2saltó: “¡No! Cada vez que reseñas un lugar bueno y barato los precios se disparan”. Más allá de lo cierto o falso que pueda ser esta aseveración, considero que nuestros lectores, y el público en general, deben, tienen y necesitan saber de este lugar.

Las mayúsculas del título poco aportan a la intención de absoluto que se pretende dar al ya popular plato, y es que la especialidad de Parrilla Londeros, contraviniendo su nombre, es “la” hamburguesa. El fotógrafo que compartió la pauta, Enrique Hernández, quien además de periodista gráfico también es chef, mencionó lo excelente de la carne: magra y de buen sabor. Los comentarios que hicimos en la redacción al llegar de la pauta fueron la yesca para que Nathali Gómez aventurara una cena “frugal” en Londeros: sus loas para con la carne no se hicieron esperar. El Miércoles Santo me llama Edarlys Rodríguez, nuestra directora de arte, para que le indicara dónde exactamente quedaba el lugar; cuando le pregunté qué le pareció, no escatimó en expresividad: “¡Son brutales!”. Que conste que Edarlys es una comensal exigente, quien también mencionó la suavidad del pan que la acompaña. En realidad, su carne está a un nivel superlativo comparada con la de cualquier otro establecimiento, bien sea restaurante, comida rápida o puesto de venta ambulante. Y en cuanto a la relación precio-cantidad-calidad, no tiene parangón. Particularmente me considero un comensal respetable, rozando lo opíparo, y confieso que con una hamburguesa doble carne con papas, jamón, queso, tomate, cebolla y salsas quedo más que satisfecho; la misma tiene un precio de Bs. 5.700.

ÉPALE 224 PICHONES 3

 

Como no solo de carne vive el hombre, hay otros tipos de hamburguesas dobles: carne con carne de parrilla (valga la redundancia), carne con pollo, carne con pernil, carne con chorizo: todo un oasis para los amantes del colesterol. El personal es gentil, tanto encargado como empleados, quienes me manifestaron que está a la venta una hamburguesa que promete ser un reto: carne, carne de parrilla, pernil, pollo y chorizo a Bs. 7.000. Aquí, de por sí, se establece una relación precio-cantidad difícil de siquiera de igualar.

EPALEN224_20.indd

La pregunta obligada es: ¿quién se atreve a enfrentarse con este monstruo? En la primera visita que hiciera Edarlys Rodríguez, estuvo acompañada de su esposo, quien quedó tan embelesado que prometió regresar para la venidera quincena. Por mi parte, la próxima a probar será la de carne con pernil. ¿El monstruo?, tendrá que esperar. La amable señora que se encontraba en la caja me sugirió, casi que a modo de advertencia, que no desayune ese día. El reto quedó en el ambiente. Un día de estos me atrevo.

EPALEN224_20.indd

EPALEN224_20.indd

 

 

 

 

 

 

 

ÉPALE 224

 

Artículos Relacionados