ÉPALE 244-PICHONES D

POR TATUN GOIS •@LASHADAS1974 / FOTOGRAFÍAS HENRIETTA SALTES

EPALEN244_20.inddPor contradictorio que pueda sonar, los alrededores del Panteón Nacional están llenos de vida, prácticamente a toda hora. En esos agradables espacios convergen paseadores de perros, testigos de Jehová, policías nacionales y peatones que van y vienen.

Justo ahí, en la frontera entre el Foro Libertador y el bulevar Panteón, entre las esquinas de Tienda Honda y Puente Trinidad, se encuentra ubicada la lunchería Mapal que, con más de 28 años de existencia, fue habitual refugio de todos los periodistas y fotógrafos que hicimos vida en la Torre La Prensa, en los tiempos en que su espacio sirvió como sede de Últimas Noticias, Líder y El Mundo; los tres diarios principales de la extinta Cadena Capriles, hoy Grupo ÚN.

ÉPALE244-PICHONES 3Era común escuchar a compañeros y amigos decir: “Vamos pa’ que Luis”. Sé que todos los sitios de esta ciudad nuestra están cargados de historia, pero resulta que hasta las cosas más comunes suenan y se siente diferente cuando su historia nos toca de cerca. Y es que esta lunchería es parte de mi experiencia vital, y tengo la plena certeza de que así ha de ser para muchos de los trabajadores de la Cadena Capriles.

DE PORTUGAL A CARACAS

Hace 41 años llegó procedente de Funchal, Madeira, el señor José Luis Gouveia, el popular señor Luis, hombre de estampa indiscutiblemente lusitana y dueño de este negocio que comenzó, hace poco menos de 30 años, siendo una modesta venta de empanadas, arepitas dulces, cachapas y arepas, que lleva en su haber tres remodelaciones (o ampliaciones) que la han convertido en ese modesto y cálido restaurante que es hoy. El lugar no es lujoso, pero limpiecito. No es grande, pero muy cómodo. La atención es buena, aun en las horas de mayor concurrencia. Además, tiene la ventaja de que, a pesar de estar en pleno centro caraqueño, escapa del bullicio que implica la cercanía con las avenidas.

EPALEN244_20.inddLA MEJOR RELACIÓN PRECIO-VALOR DE LA ZONA

La oferta gastronómica del lugar es variopinta. Va desde dos alternativas de menú ejecutivo (sopa, seco y jugo. Uno más económico que el otro, con sus consabidas opciones), cuyos precios respectivos son 12.000 para el menú 1 (el más variado) y 11.000 para el menú 2 (siempre consistente de pasta); hasta una carta modesta pero bien surtida, de platos grandes (como ellos les dicen), que a pesar de que —según el propio señor Luis— la situación país los ha obligado a eliminar del menú alternativas siempre gratas, como pescados y mariscos, sigue siendo una comida bien hecha, con ese sabor casero que muchas veces alegra más al alma que al estómago. Los precios de los “platos grandes” varían, pero las raciones son bien resueltas.ÉPALE244-PICHONES 2

 

 

 

 

 

 

 

ÉPALE 244

Artículos Relacionados