ÉPALE247-CARTA CLODOVALDO HERNÁNDEZ

POR CLODOVALDO HERNÁNDEZ / CARTA

Querida Caracas:

Sé que ya no le debes creer a ningún hombre cuando te dice que te quiere. Has soportado 450 años de maltratos, engaños y montaduras de cacho. Desde aquellos bárbaros que llegaron dándoselas de civilizadores, y dijeron que te fundaron (aunque ya tú existías, habitada por la gente originaria), hasta los actuales jovencitos que quieren irse demasiado, los tipos han (hemos) sido un asco contigo. Por eso entiendo que dudes cuando te digo “Te amo, chica”, a pesar de que te lo susurro con mi acento de caraqueño, aprovechando la mañanita, cuando todavía no estás sorda.

Caracas, aprendí a quererte viéndote desde el patio trasero porque, en mis tiempos niños, la mía era considerada una parroquia foránea, algo así como el comienzo del famoso monte y culebra. Recuerdo que mi mamá decía “Vamos pa’ Caracas” cuando íbamos a subir a uno de aquellos autobuses rojos y cachetones de la ruta Antímano-Silencio. Eran esos unos “viajes” tan importantes, que hasta nos poníamos la ropa dominguera. Ya entonces me enamoré de ti, de tus dos torres emblemáticas, de tus distribuidores con nombres de animales de muchas patas, del misterio erótico que eran para mí tus zonas más allá de la plaza Venezuela.

Muchas veces, tengo que confesártelo, he considerado dejar de amarte. Los que te pisotean a diario han querido obligarme a odiarte con tanto empeño como ellos lo hacen. Pero lo mío es, en serio, un amor a toda prueba que ha superado cortes de agua, fallas del Metro, trancas escuálidas, quebradas crecidas, gobernantes ineptos y corruptos, El Sacudón, los motorizados, los camioneteros, los vendedores de plátano con altoparlante, las fiestas de los vecinos que cantan “El Rey” a las 3 de la mañana… En fin, tienes que reconocer mi insólita fidelidad. Te amo tanto que no temo hacer el ridículo publicando esta carta. ¡Calcula tú!

Clodovaldo

ÉPALE247-POSTAL CLODOVALDO HERNÁNDEZ

ÉPALE 247 EDICIÓN 5° ANIVERSARIO

Artículos Relacionados