Receta para sorbitos

Por Gustavo Mérida / Ilustración Daniel Pérez

Receta para beber té por sorbitos, sin puntos y aparte, con muchos dos puntos y con algunas redundancias: primer sorbito: pero antes, de verdad haga este té rápido, especial para compartir con otra persona: agarre con tres dedos, máximo, unas cinco hojitas de Flor de Jamaica, máximo también; escoja un jengibre que no sea más grande que los mismos tres dedos que usó y rállelo hasta la mitad, máximo también. Una pizca de moringa, el jugo de un limón y chorritos de miel, administrándola bien, como si fuese gasolina (sobre todo si se la están regalando). Hierva en dos tazas de agua y, apenas vea las burbujitas, apague y tape: después destape y ahora sí, use los chorritos de miel.

Ahora sí: primer sorbito: Aryenis Chirinos y Alfredo Torrealba. Segundo sorbito: que cada sorbito le sepa distinto, aunque sea el mismo té: retrogusto, le llaman los entendidos. Tercer sorbo, por la tibieza: la campaña por el centenario de Aquiles Nazoa en los quioscos es hermosa, pero la calle que está justo detrás del Palacio de Miraflores, o mejor dicho, la acera de la calle que está justo detrás de donde ya les dije, está llena de basura porque, según uno de los dos vecinos con los que hablé, que estaban sentados al lado de la basura, porque “el aseo no pasa desde hace una semana”. Cuarto sorbito: ya le quedan, máximo, dos sorbitos: Si la directiva de Citgo, la que está aquí, juega ping-pong… quinto sorbito: Alfredo Torrealba y Aryenis Chirinos. Sexto sorbito: en la campaña, muy bien lograda de Aquiles Nazoa, alcaldesa parece parte del nombre de la alcaldesa de Caracas.

Es posible que, por error, quede más de un sorbito: entonces, cuando la justicia llegue y nos alcance, nos tomaremos ese sorbito a nombre de Alfredo Torrealba y Aryenis Chirinos: gente de Lara: “Libertad, libertad, libertad, la luz de mi pensamiento”.

ÉPALE 378

Previous article

Pa que sean serios

Next article

Pon la cabeza