ÉPALE271-A GOLPE DE CONTROL

A GOLPE DE CONTROL POR CARLOS COVA • @CARLOSCOBERO

Está visto que en el mundo de la ficción la gente sufre más. O sufre con mayor originalidad. Ahí está el recurso de la amnesia, por ejemplo, profuso en fabulaciones de todo tipo y que en televisión luce ya bastante gastado. Alzarse por encima de ese cúmulo de ensayos preliminares supone para los creadores vencer la aprensión de una audiencia cada vez más exigente. Por tanto, esa debe ser la primera cualidad a señalar en una serie como Sé quién eres (OnDirecTV). Desde el primer capítulo se comprende que la pérdida de memoria del protagonista no es una convención más sino una incitación al juego. Lo poco, o mucho según se mire, que Juan Elías Giner recuerda de su vida anterior lo ampara a efectos de la trama. Es inocente mientras ignora, o finge ignorar, pero a medida que recobra memorias se acerca a la culpabilidad. ¿Pero culpable de qué si tampoco hay cuerpo del delito?

Se trata de un producto audiovisual pleno en sutilezas, como los mejores policiales. Esos donde los hechos se exponen desde múltiples perspectivas, donde los personajes se muestran humanamente ambiguos, donde la puesta en escena es aún más expresiva que el texto; donde, a través del trabajo actoral, una ceja levantada, una mirada vacía, una postura exánime adquieren grandilocuencia. En el tercero de sus 16 capítulos una escena servirá para probarlo. En ella Juan Elías, dictando una de sus clases, se propone candidato a la rectoría universitaria como consecuencia de un debate dialéctico con sus alumnos (uno de ellos la potencial víctima). Escrito en pocas líneas, grabado con dos cámaras y sin apenas edición, la situación revela al protagonista poseedor de una mente prodigiosa y avasalladora, en dominio de una psicología que pudiera decirse maquiavélica, capaz, tal vez, hasta de cometer un crimen.

ÉPALE 271

Artículos Relacionados