POR STAYFREE / ILUSTRACIÓN JUSTO BLANCO

ÉPALE315-SOBERANÍASA veces me encanta escribir esta columna y a veces no. El tema del sexo es bastante limitado pero ¡cómo nos gusta y entretiene! Debemos hacer un balance sobre las soberanías sexuales en todo el marco de la sociedad mundial. ¿Pero cómo empieza un tema tan complejo y/o más bien complicado como nuestra vida sexual? Con certeza va más allá de nuestros descubrimientos, en la pubertad, de que somos sexuales de por sí. Les hablo de hechos literales como la menstruación, el primer pajazo de cada hombre, etcétera. Yendo más atrás, muchos de nosotros experimentamos toqueteos con varixs antes de saber quiénes seríamos sexualmente. Es muy interesante que el más hombre, en sus primeros encuentros sexuales, tuvo una metamorfosis y terminó siendo gay público o de clóset, lo mismo las féminas. Hay tantos, que en el transcurso terminaron por convertirse en transgénero de hombre a mujer, de mujer a hombre; la tecnología da para eso. Sin embargo, son los bisexuales los que se divierten más. Te comento, querido lector, que yo también me enamoré a la fuerza de una chama, pero sí me gustó; y hasta tuve una relación de coito con una mujer, pero estoy muy lejos de ser un bisexual: soy un ser sexual, y lo somos todos. Punto.

Todos queremos esa persona ideal, idealizada por nuestra conciencia pero,  a veces, solo las películas porno nos llevan a ese nivel de realidad y éxtasis. Nos vemos masturbándonos por tal actriz o actor en sus coitos de antología,  épicos. ¡Todos disfrutamos del porno! Y si no encontramos a esa idealización pues, de retruque, nos hemos encontrado con un sexo casual que nos encadena, se vuelve una adicción, rogamos por volver a encontrarlo o le perseguimos como psicópatas hasta que nos golpea y le damos lo que nos pide. Es como si fueran dealers de sexo, a veces ni siquiera nos quieren ni a lo que podemos ofrecerle. Te regalo, entonces, un divertido plan. Vamos a llenar el Stayfreegrama, así nos reímos de las malas jugadas que en vida nos ha hecho Cupido y de nuestros fluidos desbordados en masturbaciones.

1.- ¿Quién fue el Marqués de Sade? El cocinero de Luis XIV, rey de Francia / Un espíritu de la corte malandra / El policía de la película Macu / Un tipo abominable.

2.- ¿En dónde se encuentra el punto G de hombres y mujeres? En la nariz / En la eyaculación / En el ombligo / En la calvicie / En un punto indescifrable que va del recto a la próstata.

3.- ¿Qué son los fluidos corporales? Escoria / Producto de nuestra imaginación / Resultado de la relación sexual / Se compra en el mercado / Caminar con la gata por el bulevar de Sabana Grande / Un raqueteo físico y moral.

4.- ¿Con qué me recreo mejor? Con el dedo / Con la tiras cómicas / Con la mano / Con un pepino / Con una peluca.

5.- ¿Es importante el tamaño del pene y la profundidad de la vagina? Sí / No sé / Me da pena / Agua bendita / No.

ÉPALE 315

Artículos Relacionados