Swing Latino / Los Tradicionales de San Agustín: custodios del aguinaldo caraqueño insurgente

La maestra María Rodríguez, mejor conocida como María Méndez, nació en la caraqueñísima comunidad de La Charneca, parroquia San Agustín. Caminaba por las calles de su barrio y, entre tantos recuerdos y experiencias vividas, en Navidad recordaba los aguinaldos y parrandas que aprendió de la voz de su abuela, su madre y sus vecinos, y que cada año alegraban las casas de los pobladores de este popular sector.
Entre las tantas ocupaciones, que cumplía con entrega y pasión en la Escuela Unitaria, la mae María Méndez se encargaba de seguir la tradición y enseñar a las futuras generaciones los saberes de las familias devotas al santo niño Jesús. Esto lo hizo, primero, con su agrupación Los Cardenalitos de Fátima y, posteriormente, en un conjunto que coordinó por muchos años, con la dirección musical del maestro Rosendo Galindo, y que mantuvo una trayectoria que hoy cumple 55 años difundiendo la expresión musical venezolana en época decembrina: Los Tradicionales de San Agustín.
La hija de Méndez, Thania Ortegano, actual directora de la agrupación, explica que en la década de los 70 Galindo tenía un grupo llamado Las Quince, mientras su mamá se mantenía con Los Cardenalitos de Fátima. Paralelamente, existían otras agrupaciones de aguinaldos, en su mayoría conformadas por familias. Sus repertorio iba desde aguinaldos de alabanzas al niño Jesús hasta la expresión de ese pueblo insurgente, que veía en la canción la oportunidad de manifestar sus hazañas, añoranzas, costumbres, sentimientos y hasta protestas.
A principio de los 80, comentó Ortegano, muchas familias como la suya deciden mudarse a otros sectores de la parroquia, como Hornos de Cal, lo que dio pie a que se crearan nuevos conjuntos como Las Debutantes y Las Ejemplares, compuestos por adolescentes. “Para el año 1986 se fusionan las dos agrupaciones en una sola, para que se mantuviera la tradición, llamada Los Tradicionales de San Agustín. Igual queda el profesor Rosendo Galindo como director general y mi madre en la parte de la coordinación musical”, relató.
Con el paso de los años, el profesor Galindo también se muda de parroquia y le pasa el testigo a la nueva generación, que ha permanecido desde que eran niños en la agrupación y ahora, como adolescentes, muchos de ellos estudiantes de música, asumen la dirección de Los Tradicionales de San Agustín. “De esa generación queda el profesor Jesús Guzmán y Orlando Martínez en la parte de la dirección durante dos o tres años (…) En ese tiempo ganamos Mejor Canción Inédita en esos últimos encuentros interparroquiales, festivales que se realizaban en Caracas”, destacó.
Uno de los aspectos más resaltantes de esta agrupación —que en la actualidad está conformada por 17 integrantes, en su mayoría familiares— es el repertorio que presentan, pues no sólo reivindica a compositores venezolanos, en especial de la parroquia, sino que difunden canciones creadas por sus integrantes (individual y colectivamente), en las que resaltan las costumbres y la voz de lucha que siempre ha caracterizado a San Agustín. “Al principio, tenían aguinaldos del siglo XVII (una recopilación del maestro Vicente Emilio Sojo), con influencia de la agrupación Jesús, María y José (una de las más antiguas en su estilo y género en la ciudad capital). Pero, además, tenían aguinaldos inéditos que hablaban de la lucha social, de lo que podíamos mencionar de la historia insurgente”, precisó.
Es así como llevan adelante trabajos de investigación y registro histórico que, a futuro, aspiran publicar en audio y en libro impreso que contenga las canciones del sector que, con el pasar de los años, han quedado casi en el olvido. “Hace cinco años me planté realizar una recopilación. Yo canto desde los 4 años; aprendimos los aguinaldos de forma oral y nos tocó enseñar todo de oído. Por eso me planteé escribir, con ayuda de mi hija, todo lo que había escrito de niña y todo lo que me acordaba, las cosas que mamá cantaba”, enfatizó.
Aunque los ensayos comienzan en octubre, Los Tradicionales de San Agustín siempre están activos en pro de la difusión cultural. “Nosotros tenemos una tradición. Cantamos, por supuesto, en las misas de aguinaldo, donde nos invitan, vamos y compartimos. Cantamos en las comunidades”, enfatizó Ortegano.
La directora agregó que uno de sus propósitos es que resurja la tradición del canto de aguinaldo y parranda en Caracas como fiesta popular; acción que pareciera haberse concentrado en corales y orfeones, lo cual, pese a lo bello de sus arreglos, no posee la esencia del canto del pueblo.
“Queremos que el barrio sepa de esa memoria histórica, que tiene una agrupación aguinaldera con toda una historia, que va incorporando a nuevas generaciones y que es lo que nosotros estamos haciendo”, dijo. Una tarea que garantiza que en San Agustín, y en toda Caracas, el canto popular de parranda y aguinaldo no tenga fecha de vencimiento. Buen trabajo, que se aplaude y es digno de admiración. ¡Que comience la parranda y salud! Más na… ¡Saravá!

Épale CCS / POR NATCHAIEVING MÉNDEZ  ⁄  FOTOGRAFÍA Thania Ortegano