SEGÚN EL COLOR

SEGÚN EL COLOR POR MERCEDES CHACÍN

Tiempos de cambios. Tiempos de reacomodos. Un día cualquiera se atraviesa el futuro. Y la mente que cada quien se hace, es. Te anuncian reconocimientos faciales y la Patria se codifica. Alguien se imagina algoritmos, otros se imaginan encriptamientos en clave de ciencia ficción, pero la realidad demuestra que el dinero es táctil, que el mundo es un pañuelo y que la carne es débil (por fortuna).

La resistencia al cambio es parte del futuro. Vaya paradoja. Se mimetiza en falsas pasiones y en ojos que miran becerreao. Hipocresía y odio. Se sueltan palabras como si el final de su camino fuera de terciopelo.

En el fondo y en la superficie. Arrugue o planche. Sufra o goce. Vida o muerte. En paz o en guerra. Con luz o en penumbras el terciopelo es aceptado. Tocar la piel es un fin. La deshumamización del contrario un hecho. Las espinas hincan en pelusas de seda. Siempre lo intentarán. Sigamos.

ÉPALE 269

Artículos Relacionados