Tipos de trotador: el vago (I)

Partamos de una base: todo trotador ha sido alguna vez acusado de vago. Y eso es así porque siempre hay gente que identifica con la falta de oficio este afán de andar corriendo por ahí.
Por supuesto que quienes así piensan no son trotadores, pues si lo fueran sabrían que no es precisamente un hobby para flojos.
Equiparar a un trotador con un zángano es el producto deformado del mandato bíblico de ganar el pan con el sudor de la frente. Esto se ha manipulado tanto que, si no es para ganar el pan, el sudor es considerado pecaminoso o, de alguna retorcida forma, vergonzoso.
Claro que a ciertos trotadores se les encasqueta con más facilidad el calificativo de vagos. Se trata de los que corren en horas en las que la mayoría de la gente está trabajando. Es hasta cierto punto comprensible que si tú vas por la calle, ponte por caso, manejando un camión y ves a un sujeto en pantalón corto y franelilla pienses algo así como: “Yo reventándome el lomo y ese parásito dizque haciendo running”.
Son pocos quienes otorgan el beneficio de la duda y piensan que, tal vez, esa persona labore en otro horario, que esté de día libre porque tuvo guardia el domingo o que sea uno de los muchos (cada vez más) que chambean en su casa y tienen jornadas flexibles.
Las ganas de llamar vago a un trotador son, a veces, tan irracionales que no te extrañe si te lanzan el epíteto mientras corres a las 5 de una fría madrugada de enero.
Dirás que es necesario estar muy mal de la cabeza para calificar como holgazán a quien hace deporte a esa hora, pues —muy por el contrario— se requiere de una gran determinación para salirse de las colchas tan temprano sin que sea obligatorio. Pero ya sabes que la vida es así y hay que tener con los críticos, no solo una gran comprensión, sino también mucha compasión. Y, si no te sale nada de eso, bastará con que te resbalen sus opiniones. No falla.
A quienes más fluidamente les sale la palabra vago para flagelar a un trotador es a los vagos. Como ya te habrás dado cuenta, suele pasar que vayas ya al límite de tu capacidad y un sedentario y obeso escarranchao en una silla te grite: “¡No seas vago, dale más duro!”.

Pasos y zancadas

Inscripciones para Caracas 42K (y 21 también). Los organizadores del Maratón Caracas 42K avanzan hacia su tercera edición. La competencia será el domingo 8 de marzo, pero desde el 1º de diciembre se abrirán las inscripciones. Una novedad es que también habrá la opción de medio maratón, algo que muchos echaban de menos desde los tiempos del Maratón de la CAF.