Tras la utopía

POR MERCEDES CHACÍN

Símbolos. Palabras. Esculturas. Cuentos. Canciones. Novelas. Películas. Tratados. Poesías. Frutas. Animales. Personas. Convenios. Organizaciones. A todo eso ha recurrido la Humanidad para estar en paz. Y no hemos sido eficientes, pues los acuerdos surgidos en Ginebra despúes de la Segunda Guerra Mundial apenas lograron normar el horror, matarnos menos feo, con menos crueldad. Y ello no hace honor a la paz.

La paz es una utopía acariciada. Anhelada por los pacifistas, que somos la mayoría de los seres humanos. Hace diez años a nadie se le hubiese ocurrido que Venezuela debía transitar por el pedregoso camino hacia la paz. Los obstáculos para lograrla han sido diversos. Por eso quisimos, desde esta edición aniversaria, usar una revista para difundir parte de los esfuerzos que se han hecho y se seguirán haciendo por la paz. Juntamos al equipo hacedor de Épale CCS y al Libro de la paz (Ediciones Hispaven, 1988) en clave de paz, y lo que sigue es lo logrado. Vayan y disfruten en sana paz. Sigamos.

ÉPALE 344