ÉPALE277-PORTAVOZ

CON MORRALES TRICOLORES, CAMISAS AZULES Y BEIGE SE FORMARON BARRAS PARA APOYAR A QUIENES LO DEJARÍAN TODO SOBRE LA TARIMA

POR CÉSAR VÁZQUEZ  ⁄  FOTOGRAFÍAS JESÚS CASTILLO

UN FESTIVAL PARA EL TALENTO EMERGENTE

Mientras desayunaba, Daysi no sabía que en un par de horas llamaría a su mamá para pedirle que la apoyara. Algo estaba fuera de control. Esa mañana, al llegar al Liceo Simón Rodríguez de Sarría, donde estudia, supo que “El sol no regresa” sería la canción que interpretaría. Al ver entrar a los promotores del festival a su liceo pensó que eran algunos representantes. Últimamente Daisy llega tarde al liceo porque los profesores ya casi no vienen; al ver a Ángel, un compañero de 5to año, se enteró que participaría en un festival de canto. En la cabeza de una adolescente de 16 empezó a sonar la canción que se aprendió desde hace tiempo y que tanto le gusta a su mamá: una pop balada que habla de despechos sin cura. El valor de ver subir a su hija a la tarima desataba un concierto de emociones en su pecho, que se mezclaba con la fatiga de una  guardia nocturna en el Hospital Vargas y con el conflicto del transporte público. Verla atreverse a cantar en público significaba un gran paso en una sociedad donde tener talento, o no, marca la diferencia.

Proyección de la voz, pérdida del miedo escénico: elementos que potencian la autoestima

Proyección de la voz, pérdida del miedo escénico: elementos que potencian la autoestima

LOS 16, ¡QUÉ MOMENTO!

Cuando David Meyre me dijo que este proyecto abraza a 110 liceos de Caracas —incluidas las escuelas, chamos en deserción estudiantil o desescolarizados— se refería al Festival Portavoz: un festival que busca el talento emergente, el cual dirige. Nos metimos en la descarga del Pogo de tres décadas atrás para llegar al centro de una plaza pública a través de un recuerdo: el de un festival de música que a los 16 años organicé, junto a otros panas en mi liceo, con lo que teníamos a la mano, con nuestros propios medios, y que fue diluido a peinillazo limpio por la policía.

ZULLY ESTÁ DE ACUERDO EN QUE HAYAN EVENTOS COMO ESTE, DONDE PUEDE VER A SU HIJA DEBUTANDO HASTA EL LLANTO

Además de la parte vocal, también se caza el talento dancístico

Además de la parte vocal, también se caza el talento dancístico

Dice David: “Venimos de una línea que es de abordaje, que es guerrillera, que es ocupa, irreverente, y en el momento en que nos permiten de tener acceso a diseñar políticas públicas mantenemos nuestra manera de hacer las cosas, y llega”. Una de las grandes experiencia que había alcanzado fue haber aglutinado y pintando el cielo con una organización de más 1.200 bandas musicales en toda Venezuela, entre ese viaje de bandas nació el Frente Nacional de Bandas Rebeldes. Portavoz, en tres platos, es un festival guerrilla cazatalento, un trabajo de base y de promoción cultural. Zully está de acuerdo en que hayan eventos como este, donde puede ver a su hija debutando hasta el llanto. En ningún caso recordamos cuándo alguien llegó al nuestros liceos con unas cornetas e iniciativas que le dieran participación a los jóvenes a través de festivales como este. Desde la planificación, este festival, explica Meyre, es atractivo a partir del momento en que se empieza a determinar sobre el mapa las zonas emergentes. En el evento de hoy participan cinco escuelas cercanas, “pasan por una especie de castin, se suben a la tarima y hacen lo suyo frente a un jurado evaluador”; los más destacados estarán incluidos en un disco. El proyecto ha recorrido 50 liceos. La idea es construir un puente que llegue desde los liceos a los grandes festivales como Caracas Rapea, Watuyusei, El Otro Beta, Los Viernes Rebeldes, Volumen Masivo, Gillman Fest y Suena Caracas.

Más que una audición, una descarga de buena energía

Más que una audición, una descarga de buena energía

EL TALENTO QUE EMERGE

La caravana salió del nuevo Nuevo Circo. En el camino venían haciendo música, subiendo los ánimos para llegar al liceo que le toca esta mañana. Cada día se consolida más el equipo de la producción del festival y en cada nueva locación, cuando llega la caravana, los chamos esperan impacientes, con gran receptividad.

Para Enmanuel Rojas, director del jurado calificador, este festival no es un show, es un espectáculo —supongo que en esa distinción lo ético está de por medio. El criterio evaluador pasa por seis jurados compuestos por cultores, músicos, vocalistas, bailarinas y productores. En esta ocasión el jurado esta compuesto por Carlos Rojas (guitarrista de Yordano y de muchas otras agrupaciones de jazz), Daysi Gutiérrez (defensora del estribillo oriental), David Díaz (miembro original de la agrupación Calle Ciega), Yorbis López y Enmanuel Rojas, que también es el director del núcleo Coche del Sistema de Orquestas.

El orgullo maternal henchido de felicidad

El orgullo maternal henchido de felicidad

Portavoz nace como una necesidad de sensibilizar a los liceos, buscando en ellos los talentos emergentes. Van tres semanas y han audicionado a más de 40 jóvenes, “algunos de estos chamos y chamas vienen con pista, otros a cappella, otros con ejecuciones instrumentales; en el área del baile también participan con  música tradicional, urbana. Agradece el apoyo de Fundarte, del Ministerio del Poder Popular para la Cultura y Educación; recuerda en su época de liceísta un solo festival: el Festival Cantaclaro.

De fondo, otro liceísta montado en la tarima canta a cappella —hoy la mayoría interpreta sólo baladas. La invitación le llegó a Anderlin y a su grupo de amigas, que van desde los 12 hasta los 16 años de edad y bailan street jazz; ella estudia 3er año en el mismo Liceo Simón Rodríguez y vive en Pinto Salinas, todas de la misma parroquia. “Cuando nos enteramos que íbamos a audicionar nos volvimos como locas, buscando el vestuario, ensayamos hoy mismo”, dice Anderlin mientras comenta lo que el jurado evaluador le sugirió: coordinar mejor los pasos, no darle mayor atención a la letra de la canción y, por supuesto, practicar mucho más.

David habla del disco y todos paran la oreja: “Parte de la motivación de estos chamos, con los más destacados, es hacer un disco donde participen los más profesionales; si no, los vamos a preparar. Se incluirán, aproximadamente, veinte artistas”. La producción de este disco estará dirigida por el Laboratorio Infrarrojo, que es, según sus propias palabras, “un espacio multipropósito para apuntalar la industria discográfica en Venezuela”.

ÉPALE 277

Artículos Relacionados