Una canción de distancia

JOSÉ ALEJANDRO DELGADO DICE, CON OTROS CANTORES Y CANTORAS, QUE “LA PAZ ES YA”. Y LE CREEMOS, PORQUE AUNQUE NO CAIGAN MISILES  NI BOMBAS EN NUESTRAS CABEZAS, NI POR NUESTRAS CALLES CAMINEN  MARINES GRINGOS, SENTIMOS LA INJUSTA AGRESIÓN DE MUCHOS PUEBLOS QUE DICEN SER NUESTROS HERMANOS

POR MARÍA EUGENIA ACERO COLOMINE@ANDESENFRUNGEN / FOTOGRAFÍAS JESÚS CASTILLO Y ENRIQUE HERNÁDEZ

“Cuando se tiene un amigo, no se está solo ni se están dos”, anónimo.

“Creo en la amistad como el invento más bello del hombre”, Aquiles Nazoa.

“El amigo es como la sangre: aparece cuando llega la herida”, Mariela Monarde.

“Encontrarás la agilidad en Guan-Chún, la Fuerza en Cham Plín. Pero La Paz… está en Bolivia”, Les Luthiers.

“No es el mundo el que necesita estar en paz, sino las personas. Cuando una persona está en paz, el mundo está en paz”, anónimo.

La profundidad de la violencia

La violencia no solo es matar a otro. Hay violencia cuando uno emplea una palabra agresiva, cuando hace un gesto de desprecio a una persona, cuando obedece porque tiene miedo. De modo que la violencia no es solo la matanza organizada en nombre de Dios, en nombre de la sociedad o del país, la violencia en mucho más sutil, más profunda, y estamos investigando la profundidad de la violencia en sí misma. Cuando dice que es indio, musulmán, cristiano, europeo, o cualquier otra cosa, está siendo violento. ¿Sabe por qué es violento? Porque se está separando del resto de la humanidad. Cuando se separa a sí mismo por creencia, por nacionalismo, por tradición, eso genera violencia. Así pues, un hombre que quiere comprender la violencia no pertenece a ningún país, a ninguna religión, a ningún partido político o sistema, sino que se interesa en comprender a la humanidad”, Jiddu Krishnamurti.

“Life without music would be a mistake”, Friedrich Nietsczhe (“La vida sin música sería un error”, traducción de la autora de esta nota).

Dedico, con todo el amor del mundo, esta nota a mis amigos, compañeros de labores, a mi familia y, por encima de toda esta red de afecto y felicidad, a mi madre, la periodista Luisana Colomine Rincones: la mejor periodista del orbe, la madre más hermosa y divertida y la mejor persona de la Tierra. ¡Te amo, mi MamiMommy! ¡Sigo tus pasos tal y como tú me enseñaste! (cumplió años mi mami bella recientemente. Este es su regalito de cumplecumple). ¡Ah lo olvidaba, se lo dedico a toda Venezuela y al mundo!

M.

Jose y yo nos conocimos cuando la autora de estas letras desempeñaba funciones en Radio Nacional de Venezuela, entre 2008 y 2014, año en el que TeleSUR me invitó a migrar y aprender sobre la magia de la “caja boba”, como sabiamente nos enseñó Armando Carías, cuando existía el Teatro El Chichón. Esta ha sido la entrevista más bella que he tenido el honor de hacer en apenas un añito de funciones en la mejor revista del globo. Lo bueno de pertenecer al mejor país, con los mejores valores morales y espirituales del planeta, es que hace que personas como mi hermano, amigo de la vida José Alejandro Delgado nos haya regalado de su corazón estas perlitas de amor, de amistad, de hermandad y de fraternidad sincera, al igual que su grande y hermosa sonrisa, como obsequio de cumplecumple. Así que, sin ninguna humildad de parte de quien estas letras teclea (mentira, yo vivo echando chistes, pero este es un regalo para mi mami y para toda Venezuela, sin distinción política, religiosa, afectiva, sexual, psicosexual, de género, color, ni equipo de beisbol, jajajá. Y un gran abrazo a las y los hermanos magallaneros), pero con todo el amor de nosotras y nosotros (Jose Jose y Estelita), le regalamos este clamor por la paz mundial, de parte de este par de negritos hijos de Bolívar, de Chávez, de Maduro y del diao Guaikaipuró (se dice Guaikaipuro, pero se pronuncia Guaikaipuró, como la legendaria cuña radial de los talleres Rootes, jajajá).

El 21 de febrero de 2019, Cecilia Todd  se arrecha y arremete con todo en Twitter diciendo: “¡La paz es ya!”. Este clamor resonó tanto, que inspiró a los seres más despiertos (es decir, los artistas y cultores) a que se sumaran para vibrar en esa misma frecuencia. De ahí, todas y todos, no solo en nuestro país, sino en otros países de la región agarraron sus instrumentos, lírica y corazones para impulsar una campaña contra la invasión en Venezuela.

En ese combo estaba José Alejandro Delgado. Este apuestísimo, simpático y bella persona terminó de sacarla del parque. Resulta que no solo se sumó al clamor cantando, tocando y lanzando misiles de flores y aromas de cundeamor por todas partes. El pana trascendió la idea hasta hacer él mismo una campaña bien bonita que terminó teniendo el nombre “Ciudad Canción”.

Con esta campaña, este capricorniano con ascendente géminis, empezó a invitar a los suyos para que se sumara a pacificar las vibras chimbas del MK Ultra y el Fascist Mind con risas, chalequeo, sabor y amor. Después, la cosa se convirtió en una disquera y todo. Este niño y todo el combo lograron, efectivamente, pacificar ya nuestros demonios en el año más apocalíptico, buscando que Venezuela no se convirtiera en la sede de la III Guerra Mundial e inicio del apocalipsis, pues el equipo de Épale CCS en pleno quiso saber cómo hizo nuestro querido amigo y juglar para aprender a convivir para vivir en paz consigo mismo, con sus propios demonios internos y con su entorno.

La paz es convivir para vivir con una conciencia tranquila

Esta nota-entrevista-recetario-manual de paz es, también, un obsequio para todas y todos nosotros, compañeros de labores de la revista, y para Mecha (nuestra amada Mercedes Chacín, madre de esta tierna criatura que ustedes leen). He acá esta composición, con letra de Estelita, y música de Jose Jose (no El Príncipe de la Canción, of course).  Play:

—¿QUÉ ES LA PAZ?

Para mí la paz es poder desarrollar en calma los objetivos de la vida que uno se traza. En armonía con las otras personas, en armonía con la naturaleza. En respeto por ambas y en alegría. Complementarnos, integrar las luces y las sombras.

—¿ESTÁS EN PAZ?

Estoy en paz, sí. Estoy en paz porque disfruto hacer. Esto me  hace estar en plenitud conmigo, con mi entorno. Hay muchos traspiés, cosas que uno no comprende en la convulsa cotidianidad actual. Es cuestión de tiempo dejar que se repose la realidad. Desde la distancia de una canción, desde ese elemento de meditación que es la música, y el arte todo, poder volver renovado a la cotidianidad.

—¿CUÁLES CIUDADES HAS VISTO MÁS Y MENOS EN PAZ EN EL MUNDO, EN TU PEREGRINAJE ESPIRITUAL A TRAVÉS DE TU VOCACIÓN?

Las ciudades están hechas con las personas. Y las personas se juntan con sus similares, con quienes comparten intereses comunes. Entonces, más allá de ciertas ciudades y ciertos espacio-tiempos, hay seres que nos transmiten paz a pesar de lo que está sucediendo. La paz no tiene que ver con fronteras geopolíticas. Hay distintas capas, como la cebolla, de relacionamiento con el espacio que se habita. Simultáneamente, puede estar suscitándose la paz más integradora o la violencia más terrible.

—EL FILÓSOFO INDIANO JIDDU KRISHNAMURTI ADVIERTE QUE SOLO INTEGRANDO NUESTRA VIOLENCIA NATURAL ES POSIBLE LA PAZ EN EL MUNDO, ¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

Estoy totalmente de acuerdo. Estoy totalmente seguro de que eso es así. Las cosas más lindas que he podido levantar han sido precedidas por un sentimiento horrible de odio y de violencia. Primero, hacia mí mismo; y, luego, hacia el sistema en el que me ha tocado vivir. Después de tantos golpes he aprendido a reposar la rabia, y que esa emoción genere propuestas positivas y nutritivas para mí y para mi entorno.

—APARTE DE REPOSAR LA IRA, ¿QUÉ OTROS MÉTODOS EMPLEAS EN MOMENTOS EN QUE EL ENTORNO O TÚ MISMO TE AGREDEN?

—Jugar con los instrumentos. Jugar con el lenguaje que aprendí: la música. El juego me hizo hacer las canciones que hago. Cuando estoy rígido, no tengo flexibilidad. No puedo crear nada. Entonces, jugar con los elementos que tengo a mano (mis instrumentos) me ayuda a flexibilizarme, a soltarme. Mi realidad cotidiana con mis hijos me recuerda que mi objetivo es que ellos sean felices. Tener claro este propósito me devuelve mi alegría. De hecho, soy como un animalito ocioso. No tengo problemas en copiar, porque me reinvento (risas).

—AQUÍ HAY ALGO VIOLENTO: AMIGOS NUESTROS DICEN QUE TÚ ERES UN COPIÓN, QUE TE COPIAS DE CALLE 13 (RISAS). ¿QUÉ PUEDES DECIRNOS AL RESPECTO?

—¿Dónde está lo violento? (risas)¿Qué me habré copiado yo de ese señor? Ellos sí se copian de mí (risas).

—¿QUÉ MENSAJE DESEAS DARLE LA COMUNIDAD DE ÉPALE CCS (DE ANIVERSARIO, POR CIERTO)?

Empezando por todas las personas que lo hacen posible, el mayor agradecimiento. Donde hemos leído tanta letra con profundidad, con irreverencia, con arte. Sin subestimar a quien la lee, Épale CCS ha creado un espacio. Acostumbramos a subestimar a quien lee.

—¿CARACAS O MAGALLANES?

—¡Ninguno! ¡La caimanera de chapita! (más risas).

Now listening: Liberen a Prometeo (https://www.youtube.com/watch?v=6UlJam-zZcE).

Con música, creación e instrumentos José Alejandro Delgado trasciende la violencia

ÉPALE 344

JOIN THE DISCUSSION

three × one =