ÉPALE272-PICHONES

POR MERCEDES CHACÍN @MERCEDESCHACIN / FOTOGRAFÍAS MICHAEL MATA

ÉPALE272-PICHONES 1Las ramas verdes, las legumbres, las hortalizas y las verduras no me encantan. No suelo distinguir la diferencia entre ellas. Prefiero comer carne aunque no soy caníbal. Una hortaliza puede pasar por una verdura y viceversa. Estas damas forman parte de eso que llaman “comida sana”. Y comida sana es lo que venden en los restaurantes de Venezuela Nutritiva.

El comedero Venezuela Nutritiva es una iniciativa del Instituto Nacional de Nutrición y en Caracas hay tres: el del Centro (motivo de este pichón), el de El Rosal (Corazón Llanero) y el que queda en ÉPALE272-PICHONES 2las instalaciones de Abastos Bicentenario en Plaza Venezuela. Dicho esto volvamos a las damas sanas.

El menú del martes pasado era sencillo: carne de res preparada de tres formas: en picata (picada como parrillita), en asado negro y en bistec. Imaginarán queridas lectoras y lectores que pedí parrillita. Buena sazón con albahaca y pimentón. Y lo “sano” vino como contorno: ensalada de remolacha, de ÉPALE272-PICHONES 3vegetales y arroz. Al igual que sucede con los comederos de cualquier región del país, la gente de Venezuela Nutritiva se amolda a las proteínas que se consigan. Si hay carne de res se hace el menú con base en esa proteína; si hay pollo, pues habrá platos con los alados. Y así, sin drama. El postre fue un arroz con leche de sabor suficientemente sabroso.

Mención aparte merece la remolacha que, honestamente, es ¿mi hortaliza? preferida.  De remolacha se puede hacer también una crema espectacular según el recetario de Armando Scannone. Con remolacha, papa, zanahoria y huevos se hace también una ensalada llamada rusa que, con bastante mayonesa, me lleva a la infancia.

EL SITIO

Es agradable estar en Venezuela Nutritiva. Tiene una entrada que cuenta con una máquina de café y un par de mesitas en la PB. En la planta alta tiene tres ambientes: Principal, Alambique y Catedral. La diversión está en el Alambique y el sabor en Principal y Catedral. Si usted quiere comer tiene aproximadamente 50 asientos en los comedores de las salas Principal y Catedral, y en Alambique podrá sorber los mejores cocteles del centro de Caracas, al decir de la gente que lo atiende.

Adelso González, joven con nombre de viejo periodista, nos cuenta que también se puede alquilar esos espacios para eventos privados y ofrecen, además, un servicio de cáterin. De Torre a Madrices, en pleno centro de Caracas, hay un lugar que nos hace reencontrarnos con nuestros héroes, con nuestra comida, con nuestras esquinas y con nuestra gente.

ÉPALE272-PICHONES 1

ÉPALE 272

Artículos Relacionados