Venezuella

POR MARIELIS FUENTE • @MARDALUNAR / ILUSTRACIÓN JUSTO BLANCO

Cuando la furia de las mujeres diversas se organiza no hay tempestad que la detenga. Así lo demostró el encuentro feminista VenezuELLA, un espacio que llega en un momento coyuntural donde el patriarcado, el fascismo y la discriminación amenazan las conquistas alcanzadas y la estabilidad de América Latina y el Caribe.

Más de 400 mujeres de todos los sectores sociales, de todos los rincones del territorio venezolano, reunidas en torno a más de 60 mesas de trabajo sororo o, lo que es decir, espacios de construcción colectiva y amorosa entre compañeras, compañeros, compañeres que entendemos que no es momento de recular sino de avanzar en la agenda por la abolición de toda forma de explotación, que la autonomía sobre nuestros cuerpos y sexualidades en un asunto de primer orden y que solo unidas, entrelazadas y organizadas lograremos la participación política y protagónica que derrumbe las estructuras del poder del mundo global, moderno, patriarcal, capitalista, racista y neocolonial.

Fueron más de cuatro meses de preparación. Al fin el día había llegado. Las mujeres indígenas hablaron de la lucha por la preservación de los territorios, por el cuido de la madre Tierra; en lengua yukpa nos dijeron que los terratenientes amenazan sus vidas y que el extractivismo roba los recursos del planeta. Desde la voz de las mujeres afro la lucha contra la hipersexualización y cosificación de sus cuerpos fue punta de lanza. Cuestionaron las prácticas que imponen como única visión el feminismo blanco, las lógicas eurocéntricas. Las lesbianas desafiaron al régimen de la heterosexualidad obligatoria, del amor romántico, de la reproducción de roles machistas en el cuerpo lesbiano; recogieron los pasos que el patriarcado ha querido borrar y armaron con retazos de batallas la genealogía de las victorias.

Allí también estuvieron las comuneras expresándonos cómo han hecho para sostener a sus comunidades en tiempos de guerra de nueva generación, cómo han hecho para hacer sostenible y autosustentable la comuna a través del trabajo emprendedor, la formación política y la unidad.

Artesanas, campesinas, trabajadoras del hogar, madres solteras, mujeres con discapacidad, mujeres trans, hombres trans, homosexuales, aborteras, parteras, milicianas, policías, comunicadoras, estudiantes, docentes, hombres heterosexuales aliados que asumieron el rol de cuidadores y cocineros mientras todo este tejido mágico poderoso se desarrollaba entre risas, llantos, cariños y, sobre todo, compromiso con la paz, con el futuro, con la vida. No queda lugar a dudas que el patriarcado tiene sus días contados, que esta matria VenezuELLA será feminista o no será y que la contención, resiliencia y valentía de las mujeres diversas es una fuente inagotable de energía potencial. En un mes Argentina será la sede continental que reunirá a todos los preencuentros nacionales, y ya se escucha rugiente el grito que proclama “¡alerta, alerta, alerta los machistas, América Latina va a ser toda feminista!”. Nos vemos en La Plata.

EPALE304

 

Artículos Relacionados