Verde camino

Por Pedro Delgado / Ilustración Justo Blanco

En los suburbios del noroeste de la ciudad, un escondido sendero hace rato está por allá arriba, casi a la pata de la montaña, aún sin perder el perfil del indio caraca y el pájaro taramaina, atávica semblanza de la que nunca podrá zafarse. Recorrerlo de Oeste a Este, o viceversa, será una oportuna manera de escabullir la cola de la avenida Sucre, sorteando recovecos y farallones a la vera de viviendas que hace rato perdieron la prestancia del ranchito aquel de cinc, tabla y piso de tierra.

Sus vericuetos y atajos ya olvidaron ser camino apisonado de escombros y gamelote, pues llevan ahora su hilo conductor en carreteras de macadam y asfalto, enrolladas en el barrio y los moradores de ese sector de las parroquias Sucre y La Pastora.

Durante la construcción del Metro de Caracas, años 70-80 del pasado siglo, su ruta condujo el diario rumbo de vehículos que evitaban las colas plegadas a la avenida principal de la parroquia, el aullido de cornetas y la asfixia del monóxido. Igual ha favorecido a conductores ilegales y, por supuesto, a los lanzados a despistar a la policía a la hora de una delictiva chamba. Para todos hay en la viña del verde camino. Si usted quiere aprender el recorrido, ponga atención.

Si el entrompe es de Oeste a Este, suba por Altavista (atrévase a preguntar, que la ciudad siempre estará dispuesta a colaborar) y doble hacia Ruperto Lugo, siga hacia Los Frailes, baje por la calle

El Tranvía, Vuelta de la Cruz y cruce por la Bolivariana Agustín Aveledo. Entre a San Benito (sector canonizado desde la muerte de Juanito Alimaña), que la trocha lo llevará a una rolitranco de subida que desemboca en la Calle Real de El Manicomio; baje por la calle

La Ceiba y, al doblar a la izquierda (pregunte, no se olvide), lléguese a la Unidad Educativa Enrique Chaumer, doble a la derecha y pa’lante es pa’llá. Al llegar a la esquina El Perú enfílese a La Gloria, Tajamar, Desbarrancado y, ¡por fin!, puente El Guanábano, avenida Baralt, cerca de la Boyacá, alias Cota Mil.

Al contrario, el rollo será desenvuelto subiendo por Dos Pilitas (más arriba de El Guanábano). Darle chola por la subida de Torrero será llegar derechito a Negro Primero, Natividad, San Fernando, San Antonio, Soledad, Acevedo; enprimerao baje por Termopilas que, al virar a la derecha, la ruta lo llevará de nuevo a la Chaumer y la Calle Real de Lídice. Al llegar a El Manicomio ya usted se sabe la ruta.

¡Feliz Viaje!

ÉPALE 396