Ana María Hernández Vallén: Impulsando la Soberanía Comunicacional

Comunicadora en todas sus facetas: Poeta, locutora, periodista e investigadora que trabaja y difunde la venezolanidad

Por María Alejandra Martín@maylaroja / Fotografía Alexis Deniz@denizfotografia

Ana María Hernández Vallén es periodista egresada de la UCV, profesora en UBV, Doctora en Ciencias para el Desarrollo Estratégico, con una línea de investigación centrada en la “Soberanía Comunicacional y su impacto en los pueblos’’. Es, además, poeta, productora y voz  del programa “En Pauta” de Radio Nacional de Venezuela, donde se abordan las distintas caras del hecho noticioso, los viernes a las 4 pm, por RNV Informativa 91.1. Fm.

Quisimos entrevistarla, pues sus aportes como caraqueña, hacia la construcción de la comunicación soberana. Esta mujer mezcla el ahínco del estudio académico y la palabra de mujer. En poesía, es integrante del Grupo “Una Sola Brasa”, también es Directora Nacional del curso de locución de la UBV.

“Sin ti surge el silencio, desnudez, ser diáfana, experimentar por diversas maneras, brota la palabra y tocas mi espíritu”  A.H

—¿Origen de Ana María Hernández e inicios en la comunicación?

—Nací en Caracas, en la maternidad Concepción Palacios. Soy la más pequeña de cinco hermanos; mi padre era de Barbacoas edo. Guárico y mi madre de El sombrero edo. Guárico, dos llaneros en Caracas. En 1975, cuando hice la primera comunión estaba en los grupos de catequistas, leíamos los domingos las lecturas religiosas, se hacían cantos y teníamos un periódico. Tenía 14 años escribía columnas, y aprendí sobre la fotografía, era el auge de la comunicación alternativa. Para los años 80 ingresé en la UCV y comenzaron mis inicios en la licenciatura.

—¿Cuál es tu línea de investigación actual?

—Después de la licenciatura, decidí hacer una especialización en Comunicación Internacional, luego la maestría en Relaciones Exteriores en el área de información, y en ella, se me hizo más fácil esbozar mis ideas sobre; “Las relaciones exteriores de Venezuela”. Comencé a dar clases en la UBV, y me invitaron a iniciar el doctorado en “Ciencias para el desarrollo estratégico”, y mi línea de investigación se centró en la “Soberanía Comunicacional”, la que es mi línea actual de investigación, la defensa del patrimonio venezolano, amar el gentilicio, ser mujer, poeta y periodista, dedicada la radiodifusión venezolana. Pasión en la que exploran las vías para comunicar, para expresar un hecho.

—¿Cómo describes el nexo de la y el caraqueño con su ciudad?

—Somos apasionados por Caracas, y defendemos con regionalismo nuestra localidad. Poéticamente, uno siente lo más bonito estando en la capital, aunque sea “concretizado”. El hecho que cuente con el Waraira repano lo llevas en el alma. Por eso, la recuperación del espacio público es parte de nuestro localismo.

—¿Qué es para ti la comunicación?

—La comunicación que nos rodea es, ese amar hablándole, sintiendo al otro, porque creo en la otredad, y nos hace ser iguales al otro.

—Nombra tus inspiraciones e influencias

Están relacionadas con mi formación académica, Eleazar Díaz Rangel, el profe Earle Herrera; quien fue también mi jurado en la tesis doctoral, Gloria Cuenca; profesora en el marco jurídico, y Marcelino Bisbal; que fue mi tutor de la comunicación alternativa en Venezuela, Jesús Rosas Marcano y José “Cheo” Fernández Freites.

—¿Cuéntanos sobre tu participación en el Congreso de Mujeres Científicas?

—Expusimos: “Pensar la Ciudad, los efectos del Covid 19 y la Soberanía Comunicacional”. La ciudad que tenemos en pleno 2022, enfrenta déficit de servicios públicos, batalla que se afronta con la acción mancomunada la CANTV y su plan de recuperación, en los Consejos de Trabajadores como mecanismo de acción para la atención de los usuarios, del mismo modo, el servicio de energía eléctrica, a través de Corpoelec. La reactivación de las mesas técnicas de agua, donde Hidrológica de Venezuela, con los Consejos Comunales están viendo soluciones posibles ante el déficit del vital líquido. Para vivir viviendo en territorios  formados en comuna, en urbanizaciones o en el barrio, la participación de cada ciudadano es clave, para el resguardo de los espacios recuperados. Ante el COVID y las políticas públicas del estado venezolano, se destacan la campaña “Venezuela Decide Cuidarse”, y las más de 140 iniciativas de investigación e innovación en COVID-19, una de ellas, corresponde al desarrollo de terapias alternativas contra el SARS-CoV-2, mediante el estudio y el aislamiento de moléculas extraídas de plantas de la Amazonía venezolana.

En el encuentro conocimos más de 20 experiencias de mujeres científicas, que están en diversos Estados del país. La Doctora Liccia Romero que investiga sobre nuestras papas originarias en Mérida, y organiza a las a mujeres agricultoras de la región, “Las investigadoras sobre el Cacao y el chocolate”, presentada por Francisca Rondón. La que más me ha impactado en las ponencias, fue la  de la doctora María Correnti sobre, El Cáncer de cuello uterino y su relación con el  VPH. El congreso facilitó la comunicación activa entre las y los investigadores de  diversas partes del país, visibilizando el aporte de nuestras científicas, tanto a nivel nacional como internacional.

—¿Cuáles son los desafíos y las necesidades académicas e institucionales para el desarrollo de investigaciones orientadas al campo científico?

—Desafíos, tenemos muchos, sobre todo en la unión de una política comunicacional  y científica, con visión de género, que aborde con paridad el trabajo de científicas y científicos, no es una  simple expresión de palabras, es potenciar la visibilización de nuestras mujeres científicas, y sus aportes  con igual realce, del que se hace para con nuestros científicos. Retomar, por parte de los medios de información, la difusión de la actividad científica diaria, en el ejercicio de una  Soberanía Comunicacional con el desarrollo de contenidos, tips, trabajos especiales, tanto para entornos virtuales, como Seminarios, Encuentros o Simposios,  que permitan la divulgación de la actividad  científica venezolana, que realce nuestra inventiva, colocar en alto nuestro gentilicio, no en vano, están reconociendo la labor de científicos venezolanos que hacen vida en el exterior.

La Soberanía Comunicacional, por Ana María Hernández.

En ella convergen, procesos de comprensión y concientización de la realidad de la nación, en función de difundir una comunicación que nos distinga, caracterice y permita, apropiarse de ella, como mecanismo propio de trabajo y difusión de la venezolanidad,  “La Soberanía Comunicacional se manifiesta, cuando el usuario de cualquier medio recibe información veraz, plural, oportuna e independiente de influencias externas, emitida en función de realzar la Nación, en su integralidad, cooperación, solidaridad, concurrencia y corresponsabilidad, a objeto de preservar y dar a conocer el patrimonio cultural, geográfico, turístico del país”, (Hernández 2021)

—¿Lectura recomendada? 

En narrativa Laura antillano, “solitaria solidaridad”, El boliviano; Juan José Bautista, “Pensar desde amerindia”. Es la defensa del sentir decolonial de lo que hacemos en Latinoamérica, y no es reconocido.

ÉPALE 456