Anotaciones sobre la circulación musical venezolana (III)

Por Mónica Mancera-Pérez • @mujer_tambor / Ilustración Jade Macedo • @jadegeas

¿Cómo circulaba la música en la Venezuela de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado? Entre 1955 a 1959, de acuerdo a la Retrospectiva de la industria musical en Venezuela, impulsada por el Parque Cultural Tiuna El Fuerte en la cual tuve la fortuna de participar, observamos que la música rock and roll comienza a escucharse gracias a las películas extranjeras que se proyectaban en el país como parte de la migración, dada la explotación petrolera por parte de Estados Unidos.

En esa mirada al norte global vemos como a principios de la década del sesenta la agrupación Los Impala llega a Caracas versionando un tema de los Beatles, I Saw her standing there, (La vi parada ahí), y a partir de ese momento se convierten en el primer grupo de rock venezolano en conquistar el mercado internacional (España, Italia, Dinamarca, Holanda, Portugal, Francia e Inglaterra), mientras que, por un lado, los conciertos de El Sistema se realizan con énfasis en el montaje y desarrollo del repertorio musical europeo. Por el otro, la agrupación Los Supersónicos son pioneros en crear conciertos callejeros que revolucionaron como la forma de llegarle al público.

Para mediados de la década del sesenta y principios de los setenta, las llamadas muestras culturales impulsadas por el gobierno nacional de mayoría adeca para la época que se exponían en la parroquia Caricuao, eran las tarimas de las ferias o fiestas patronales organizadas por las iglesias una vez al año. Artistas como El Sexteto Juventud, Los Melódicos, el grupo de rock de la parroquia Fósil, protagonizan estos espacios.

Esto sumado con la naciente salsa que Phidias Escalona se dedicaba a promocionar a la vez que producía templetes para programas radiales en vivo.

Para desarrollar estos planes de cultura local en Caricuao y, en general, en Caracas, se contaban con las instituciones: Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes, la Casa de la Juventud, Fundarte, el Conac y los ministerios de Inteligencia, Juventud y la Familia.

Previous article

Margot

Next article

Modesta