Aquiles es Caracas

Este 17 de mayo estaría cumpliendo ciento dos años. Su verbo atrevido y sutil para explicar lo cotidiano, son las miles de palabras hermosas que nos deja como legado del Ruiseñor de Catuche 

Por María Alejandra Martín • @maylaroja / Fotografía Freddy Hernandez • @herblaf

Con teatro y otras expresiones se homenajeó a Nazoa

Creo que en cada escritor que se siente caraqueño está presente la impronta de un Aquiles Nazoa. El diecisiete de mayo es su día de cumpleaños, y aún, tras más de cuarenta años de desaparición física, su imaginario político y social siguen palpitando. Ganador del Premio Nacional de Periodismo, nuestro poeta y humorista conmueve con su vida y obra. El hombre de los muchos trabajos, el apodado; “Ruiseñor de Catuche”, nacido en el Guarataro, el moderador de la puerta al conocimiento que fue su programa de televisión “Las cosas más sencillas”. Hoy en día, en muchas casas venezolanas se sigue leyendo como una biblia con todo y credo el “Humor y amor” obra magistral.

Celebrando bien temprano

Con eventos en toda la ciudad inició mi día bien temprano, la Casa Cultural Aquiles Nazoa ubicada en la parroquia San Juan, nos recibió en un encuentro inicial, con delegaciones de los entes culturales y miembros de la comunidad, que procedieron a rendir honores a nuestro poeta Sanjuanero.

Honrando su memoria con poesía y con risa, dio inició el recital entre las y los influenciados por su obra. La presidenta de Fundapatrimonio recitó, “La avispa Ahogada”, un relato para niños que deja la enseñanza de la importancia del control de las rabietas y los malos humores, Erika Bernal del movimiento Somos Venezuela recitó, “De Aquiles Nazoa a Simón Bolívar”; unos versos más conocidos que finalizan al tiempo y en el que todos sentencian “Bolivar libertador”, tomó el turno el poeta Neguel Machado, quien nos hizo recordar la vigencia y el humor critico ante las desigualdades con “Reláfica del negro y el policia”.

Sus reflexiones continúan a través del tiempo y son reflejo de la cosmovisión de un caraqueño crítico

_

El día de Nazoa es también día de las y los poetas, por lo que fueron reconocidas las labores de destacados escritores caraqueños como: Joel Linares, Andrea Quiñones Rubio, Lenin Bellorín, José Leonardo Riera, Neguel Machado, María Eugenia Acero, el editor Maximiliano Malavé, entre otros poetas.

La patria parió un poeta y en su día se celebra este oficio

En un agradable y breve compartir, salimos corriendo para llegar a la otra actividad honorífica, organizada por el Ministerio Popular para la Cultura y a través de la gestión de la Red de Arte, las muñequeras rindieron homenaje a Nazoa, con una exposición en la que hoy se suman más de 600 piezas.

Hermosas mujeres de trapo, en cada pasillo de la casona colonial, abrazan una imagen reconocible. Nazoa hecho muñeco a tamaño casi real fue un invitado más, en este segundo espacio en donde otras voces poetas, como la de José Leonardo Riera, Malú Rengifo, Roger Herrera y la niña Aida Lucía Silva perteneciente al Movimiento Aquiles Nazoa, nos demostraron la influencia trascendental del estilo de este poeta, en las nuevas generaciones.

Las muñequeras homenajeandolo en su día

Tarde de papagayos

En la tarde volvimos a San Juan, en un encuentro más amplio organizado por la alcaldía, con una plaza repleta de vecinos de la comunidad y los poetas siempre presentes para celebrar la vida. Presentación de teatro del grupo Fantoches y canciones de Chuy Pérez por la ciudad, recital de poesía abierta y torta decumpleaños.

En el parque Hugo Chavez y Ezequiel Zamora, cerró la tarde en un acto hermoso, elevando al cielo ciento dos  papagayos de manos de niñas y niños, en memoria del ruiseñor de Catuche.

Aquiles presente trascendiendo generaciones

Nazoa y su influencia tridimensional

En este recorrido por el día de su cumpleaños, conversaba con poetas sobre la influencia de Nazoa en sus estilos personales, y la relevancia de su obra para nuestro país.

Neguel Machado, cultor popular: “Aquiles es hablar de rebeldía, es hablar de amor, de política de altura, de un creador sin límites, hombre rebelde. Todas las características que  puede tener un verdadero revolucionario, un ser de avanzada. Llegó a mi desde muy pequeño, a través de mi madre, a quien le encantaba recitar y era famoso el libro Humor y amor de Aquiles Nazoa, por allí lo conocí. El disco de Florentino y el diablo, Alí Primera y Aquiles, una triada que me construyó. A sus ciento dos años, lo celebramos aun con mucho amor porque no se ha ido, es importante rescatar ese Aquiles crítico, que quizás algunos han querido tapar, a través del Caballo bien bonito  que comía flores y rosas. Al revisar su poesía encuentras una posición firme y consciente, una crítica mordaz y dura. En la Relafica del negro y el policía encuentras contenido y un fondo maravilloso. Él tenía ese don, de las cosas más duras poder decirlas con una facilidad humorística, en mí y en todos quienes le amamos, refleja el espíritu del venezolano. En las peores crisis estamos bromeando, somos solidarios, amantes de nuestra tierra, criticamos, pero echamos broma.”

El caballo bien bonito es apreciar lo lindo de las pequeñas cosas

Inspiró un movimiento en los años setenta con dimensión nacional, y de donde salieron grandes grupos culturales de teatro, y agrupaciones musicales. Influenció un movimiento basado en su filosofía y pensamiento.

Malú Rengifo: “Personaje a quien considero caraqueño amoroso, que recogió y que observo mucho las características de Venezuela, especialmente la de los caraqueños, para legarnos la poesía más dulce, sencilla y hermosa que yo considero que tenemos, dejó un registro de quienes somos desde el amor y desde la identidad”.

Roger Herrera: “Lo primero que me movió, fue cuando lo vi en televisión siendo un niño en un programa que se llamaba; Las cosas más sencillas, hasta ahora no he visto nadie con esa sencillez para transmitir, toda esa sabiduría y conocimiento nos llegaban de forma plena. Ese Aquiles que habla de muñecas, de los títeres, de hechos históricos trasmutando todo con una visión muy particular, su poesía es muy cercana a mí no solo por su sencillez es que; ¿a quién no lo conmueve un texto de Aquiles?. De su crónica, se valía de sus elementos poéticos y de otros fuera de la crónica para validar su subjetividad. La carga de fábulas, la crítica social que no cae en el panfleto, que hace uso de la sorna y el cinismo. Se hizo políglota entendiendo la necesidad de beber de la fuente del saber, de la fuente intelectual, sin miedo a perder la libertad”

San Juan, tuvo su primera referencia, como barrio urbano en 1819, y Nazoa nació en Guarataro. Ayer se decía que Nazoa es un ejemplo de cómo se puede superar la pobreza, se cuenta que en su oficio temprano de botones, aprendió idiomas con la trinitaria de la esquina de su casa, un niño en medio de las dificultades acercándose a otros, abrió su corazón y aprendió, abrir los ojos y ver un país con colores, el caballo bien bonito es ver la belleza en las pequeñas cosas, nos demuestra que podemos hacer lo que sea si nos hermanamos.

En la actualidad existe el Movimiento nacional de poetas Aquiles Nazoa, esta organización lucha por las reivindicaciones de quienes trabajan con la palabra, este rejuvenecimiento de la poesía está presente en cada evento en donde los jóvenes y chiquitines, participan con desenvolvimiento aún tras cuarenta años de su muerte, recitando hábilmente las ideas de un Ruiseñor de Caracas.

Su estilo persiste y se hace eco en cada generación. La voz de Aquiles Nazoa, resiste ante el tiempo y se multiplica en el estilo de cada defensor de la palabra

_

En lo personal, mi primer cuento recordado es; “La ratoncita presumida” podía leerlo cien veces, amaba la moraleja que rescataba los valores de la humildad, y de no dejarse llevar por las apariencias. A través de mi crecimiento Nazoa estuvo siempre presente, ya que algo que mis padres me regalaban eran horas de esparcimiento, libros y teatro. Era familiar asistir a alguna obra infantil, y que la obra en cuestión fuese de su autoría. Ya en la entrada adolescencia escudriñando la biblioteca de casa, llegó a mi Humor y amor, siendo atraída por el poder de las palabras, conseguir un autor que plasmaba con agrado y desagrado, sin pelos en la lengua y haciendo ejemplificaciones que despertaban en mí, mi sentir por la ciudad, destacar la capacidad de hablar de valores a través de cuentos fabulados, hablar de realidades crudas y duras, pero como en cuentos de niños, fue lo que me atrajo de su estilo. Él, entre otros admirados, me hicieron entender el poder de la palabra, del buen escribir, y de lo que genera lo bien escrito al ser leído. Es una imagen tridimensional que llevan escritores caraqueños consigo, una influencia, un estilo que se releva, me atrevería a decir que un estilo nacional.

No podía cerrar este especial sin nombrar algunas de sus crónicas que aún hacen eco en mí; “La calvicie y los sombreros, Las fábulas de los cochinos, El cupido al volante, El progreso y los corotos, Buenos días tortuguita”. Y pare usted de contar, no son solo inspiración personal, son el reflejo de un hombre que se preocupó por narrar historias de las cosas importantes, y también de los fenómenos sencillos, cualidad de todo cronista, cualidad suya, el cronista que sigue viviendo en cada esquina de su Caracas.

Honrando la palabra de Aquiles

ÉPALE 461