Artistas y maestros que iluminan

Por Jesús Benjamín Farías@jesusrojas7487 / Fotografía Archivo Internet

Enero comienza con la celebración no solo del Artista Nacional, el 13 de enero, sino también festejando a esos hombres y mujeres que tienen bajo su responsabilidad la formación de las nuevas generaciones del futuro, como lo son los maestros. En este sentido, los docentes son agasajados, cada 15 de enero del mes en curso de cada año.

Con respecto a los artistas, es un honor que se les hace a aquellos hombres y mujeres que en las diferentes disciplinas como son las artes plásticas en todas sus manifestaciones, el teatro, la música, la literatura, la arquitectura y la artesanía, han dejado toda su creatividad y la vida, en la búsqueda de formas cada vez más acabadas, y con el peso de la responsabilidad social que amerita, y sin cuyo aliciente, no tendría razón de ser. Sobre todo este continente que tiene sus cimientos en la destrucción de una forma de vida, pero que, sin embargo, dio paso a otra, con aporte africano y europeo, aparte del anclaje indígena.

En este sentido, nuestra cultura se ha enriquecido, hasta hacerse única, si bien somos una unidad étnica desde el norte de México hasta la Patagonia, las costumbres varían de un lugar a otro, y con ellas, las forma de concebir la creación artística.

Diego Rísquez, imágenes silentes de la historia

Venezuela que fue, y es un país de grandes contrastes, celebra la vida y celebra también la partida de grandes promotores de la búsqueda de la sensibilidad y las emociones humanas. Un día 13 de enero en diferentes épocas de su historia nacieron Manuel Trujillo Durán (1871), quien fuera fotógrafo y uno de los pioneros de la cinematografía en Venezuela, con cortos que realizara junto a su hermano y que aún se conservan, como: Un célebre especialista sacando muelas, y Muchachos bañándose en la laguna de Maracaibo, además de la Alegoría sobre la Doctrina Monroe, realizado en Nueva York. Otro de los artistas que nació a la fecha fue Julio Garmendia (1898), periodista, diplomático y escritor, quien destacó como innovador del cuento con su obra Tienda de muñecos, donde a través de sus historias introduce el realismo fantástico. Son conocidos sus cuentos: Tienda de muñecos, El difunto y yo, La tuna de oro y Las dos Chelitas. Otro cuentista notable nacido en esta fecha es Chevige Guayke, escritor margariteño nacido en 1945.

Jesús Soto, maestro del arte en movimiento

Con respecto a las partidas de este plano es de homenajear a Jesús Soto, el gran representante del cinetismo en el país y uno de los venezolanos más universales, ganador de la Medalla Picasso otorgada por la Unesco, ya que su obra tiene la “capacidad de acercar a los pueblos” y quien volara a otros planos en el 2005. Por su parte el autor de la aclamada País portátil, Adriano González León, aparte de sus otras narrativas, inició su viaje el 12 de enero del 2008. Y diez años después partió Diego Rísquez, quien tuvo formación como actor, pero se destacó como director cinematográfico. Autor de una obra muy particular, entre sus títulos destacan: El tríptico americano; Bolívar, sinfonía tropikal (1979); Orinoko, nuevo mundo (1984) y Amérika, terra incógnita (1988). Otros títulos memorables son: Karibe con tempo (1994); Manuela Sáenz (2000), Francisco de Miranda (2006); Reverón (2011) y la que fue su última producción, El malquerido (2015). El maestro Alberto Ravara cambió de paisaje el 25 de Septiembre de 2021 a sus 69 años. Este querido director teatral, dramaturgo, maestro titiritero, promotor cultural nació en Argentina el 11 de Enero de 1953 y se radicó en Venezuela desde 1978. Aquí fundó el Instituto de Investigaciones para el desarrollo del Arte  en Venezuela (IIAVE) y realizó varias ediciones de Festivales de Teatro Comunitario, entre otras actividades. Caracas le rinde homenaje realizando durante todo Enero una agenda de actividades teatrales. No podemos despedirnos sin mencionar a la maestra de América, poetisa chilena, y ganadora del Premio Nobel Lucila Palacio Godoy o Gabriela Mistral, como es mayormente conocida, quien supo compaginar su amor a las letras con las labores docentes, que en un artista siempre va de la mano.

Adriano González León, pluma de País portátil

ÉPALE 444