Bienvenidos a la hora loca del dinero virtual

Un universo financiero paralelo se teje a gran escala y en red, popularizando en Venezuela el acceso a las criptomonedas a través de la comercialización de contenidos digitales como una nueva forma de redondear la quincena   

Por Marlon Zambrano • @marlonzambrano / Fotografías Archivos

¡Se prendió esto! El futuro distópico, atómico, zombi y postapocalíptico que nos describió la ficción a través de la literatura y el cine, no solo parece improbable, sino que sustituyó su narrativa tóxica por una orgía exageradamente aséptica, que se aloja en la virtualidad con una potencia instantánea y demoledora, a las órdenes del dinero virtual que parece germinar de entre los bytes con la desenvoltura de un sembradío de caraotas.

Una hemorragia de anglicismos son la antesala de una especie de deep web a lo 3.0, donde se negocia de todo a toda hora y a cualquier costo, pasando por breves crónicas domésticas de la ingesta de café desde Cumaná, hasta una “obra de arte” NFT del artista digital Beeple subastada por la casa Christie´s a un valor de $70 millones. Es la blockchain multiplicada en un ecosistema infinito de front end’s, cuyo objetivo final, es la negociación de contenidos originales de los usuarios, monetizándolos, que se pasean por cadenas de bloque como Hive.io, Creary.net, Splinterlands y Rising star (juegos play2earn), etcétera.

¿Tú te acuerdas de cuando te lanzabas a la acera, desplegabas un mantel y vendías tus corotos? Bueno, olvídate de eso. Es parecido, pero asexuado, esterilizado, onanista, sin censura y fundamentalmente descentralizado, que puedes impulsar bañadito y entalcado, de medias o en pantaletas, desde la comodidad de una silla de escritorio y un computador, atrincherado en la habitación del fondo de tu apartamento en San Bernardino.

Las obras de arte NFT se venden como pan caliente

Hive: la blockchain popular 

“Blockchain, es una base de datos compartida e inmutable, que facilita el proceso de registro de transacciones. La información es almacenada por bloques y de allí su nombre: Cadena de bloques”; señala Victoria Piedraita, cripto-entusiasta que gobierna como una monarca en el reino de los wallets.

Blockchain; es una base de datos compartida e inmutable que facilita el proceso de registro de transacciones

_

“Las transacciones en Hive (nombre de la cadena de la blockchain que se basa en una nueva tecnología llamada Graphene y que utiliza testigos/witness en lugar de mineros para producir bloques), son tan sencillas como un comentario en Facebook, con la diferencia de que produce nodos y estos a su vez criptomonedas, que generan mayor cantidad de pagos en la piscina de recompensas de la plataforma”, define Sol Roccocuchi, otra “entusiasta”, que incursiona en este universo paralelo a través de su blog @caracasprin.

“Como dije anteriormente, Hive; es como una base de datos en la cual se puede crear/almacenar cualquier tipo de información, por eso es ideal para la creación de distintas aplicaciones. Hive es mucho más que solo una página de blogs, es todo un ecosistema lleno de distintas aplicaciones muy diversas. Lo mejor de todo, es que con una sola cuenta Hive puedes acceder a cualquiera de las dapps (una aplicación de la web 3.0)”; remata Piedraita.

Los primeros cinco mil días, de Beeple, se vendió por la casa Christie’s en $70 millones

Un festival de likes

Parece un mundo paralelo, oscuro y distante. Y no lo es. Se abre para recibir a los usuarios, amerita un cambio de códigos financieros, y visibiliza cada uno de los pasos que se ejecutan en red para restarle opacidad a cualquier transacción, al punto de que, todo el mundo puede acceder fácilmente a la información de ganancias e inversiones del otro.

Este universo se concentra en el hiperliderazgo y la reputación, como la ecuación perfecta para triunfar a través de likes

_

Hay quien piensa que es el socialismo capitalista, anunciado en campaña, por María Corina Machado, donde la máxima aspiración de los usuarios (además de ganar cobres), es que todos participen en la equitativa redistribución de las criptomonedas (que luego se convierten en dólares), pues, este universo se concentra en el hiperliderazgo y la reputación, como la ecuación perfecta para triunfar a través de likes (curación), y seguidores que reciben mayor impulso si los representa una “ballena” (usuario con mayor poder de voto dentro de la blockchain).

Olvídate del Petro, aunque desde hace tiempo ya no es tema de conversación. El inaudito horizonte de las criptomonedas apunta cada vez más, con mayor certeza, a sustituir la moneda fiat (física) por el dinero virtual, así algunos sigan apostando a su eventual desplome, un escenario que muchos ansían para mantener el viejo orden erigido sobre la competencia desleal, el salvajismo, los monopolios y la injusticia. Esta nueva economía parece especializarse en el ahorro y la democratización de las ganancias, exigiendo del trabajador creatividad, originalidad, constancia y rechazo al plagio, con el propósito de ganar-ganar en todos los escenarios posibles.

Caracasprin discursea desde hace cuatro meses en HIVE

Monetizando contenidos

Sol lo dejó todo. Incluso, casi deja al marido. Como muchos en Venezuela (y en el planeta entero incluyendo países de África, India, Pakistán y Filipinas), encontró en la blockchain de Hive; un nicho para compartir experiencias personales en la red de inteligencia colectiva que es la plataforma, haciendo énfasis en contenidos relacionados con arte, cine, arquitectura, crónica urbana y cultura venezolana. “En cuatro meses, desde que inicié de cero, he alcanzado un mayor conocimiento sobre el mundo cripto y las transacciones financieras, aprendiendo de los otros usuarios, estudiando y viviendo la experiencia a diario a través de la publicación de mis posts de Caracasprin”. No solo gana dinero -advierte- posteando sus contenidos casi a diario, sino que practica juegos NFT como Rising star, que dejan ganancias monetarias reales mediante los tokens, que posteriormente convierte en dólares a través de distintos canales de pago, que se hacen efectivos en bolívares en sus cuentas bancarias nacionales. Esto le permite, en promedio, ganar hasta $20 semanales, pero es muy común que usuarios nacionales y extranjeros ganen quinientos, mil o más dólares a la semana, según sea el alcance de su reputación y constancia.

Su recomendación, para cualquiera que desee incursionar en este mundo cada vez más visible, es que acceda a Hive.io, se registre, comience a generar contenidos, y con paciencia y estudio sobre la plataforma, se disponga a ascender lentamente a un reconocimiento del resto de los usuarios que recompensen económicamente la pasión y calidad de su contenido. Cuenta que es un trabajo de hormiguita, pero con resultados contundentes.

Victoria Piedraita tutorea casi todos los temas en red

Pagar con criptos

Ramón Alexis Fragoza, otro cripto-entusiasta, relata que existen muchas maneras de acceder al dinero contante y sonante para quien incursione en este universo, evitando las alcabalas que implican las comisiones de servicios como PayPal, Zelle y Airtm para convertir criptomonedas en dólares. Otra forma de democratización del acceso al dinero.

Venezuela se está abriendo cada vez más a los mecanismos de pago en criptomonedas. Uno de ellos es la dirección Lightning Network, una de las más populares para pagar servicios y productos con la criptomoneda Hive, sin necesidad de llevarla a la moneda local. Es decir, un pago directo de la wallet al propio negocio como la experiencia Pizza Day con Hive, que nació como la celebración de la primera vez que una persona pudo comprar un par de pizzas por diez mil Bitcoin, y que en Venezuela se conmemora con cierto arraigo entre los partidarios del mundo cripto.

“Explicar cómo trabaja esta increíble solución de capa 2, y que permite la escalabilidad de Bitcoin, puede resultar un poco complicado, ya que, se trata de una funcionalidad que continúa su desarrollo para lograr mejores capacidades en sus bondades” explica Fragoza.

“Se ha creado una gran variedad de soluciones a través de billeteras, que se encargan de mantener los canales de pagos abiertos las veinticuatro horas, los siete días de la semana, pero que nos obligan a dejar el control de nuestros Bitcoin en esta aplicación, y entregándonos una clave de acceso a la misma. Afortunadamente en Hive, tenemos a nuestra disposición un servicio a través de una genial aplicación, que se encarga de generar nuestra propia dirección Lightning Network, la cual, está relacionada con nuestra cuenta en Hive, y nos permite enviar HIVE o HBD, y recibir Bitcoin en una billetera Lightning o en sentido contrario, enviar BTC y recibirlos en nuestras monedas”, agrega.

“En Valencia, para generar tráfico y atraer nuevos usuarios, un cripto-entusiasta de la plataforma, está aceptando como pago por los servicios que presta en su taller mecánico la moneda Hive, que es el token de cambio de la plataforma”, asegura Roccocuchi.

¿Usted entendió algo? Yo tampoco.

ÉPALE 464