Boleros de La Noche 2

Por Humberto Márquez / Ilustración Erasmo Sánchez

La noche es musa de francotiradores y poetas, diría “El Chino” Valera Mora, “La noche es el sol contenido en los huesos de las bestias muertas”, decía en el poema ‘Teoría y solfeo’, o es un parque de atracciones para las peripecias del amor, me atrevería a poner en boca de mi pana Pedro Chacín, así no lo haya dicho pero tal vez pudo sentirlo, y no por casualidad, ambos dejaron este mundo al filo de la medianoche de unos primeros de mayo. Existe un vaso (de exquisitos alcoholes) comunicante entre La Noche, el bolero y la poesía, no en vano René Touzet, marido de Olga Guillot expresó: “Yo soy un poeta en un mar de música”, sino que lo digan los versos: La noche de anoche (es una) revelación maravillosa / que me hace comprender que yo he vivido / esperando por ti.

Más acá está Pablo Neruda: “Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: La noche está estrellada, y titilan, azules, los astros, a lo lejos”, que cantara la chilena Ginette Acevedo, a mediados de la década del sesenta. Sin pelar al poeta mexicano Amado Nervo “La noche que me quieras será de plenilunio, con notas de Beethoven vibrando en cada rayo” convertida en “La noche que me quieras / Desde el azul del cielo / Las estrellas celosas / Nos mirarán pasar…”, en la letra de Alfredo Le Pera y Carlos Gardel, del tango, en versión del poema de Nervo, ‘El día que me quieras’, incluido en su libro póstumo ‘El arquero divino’ (1919).

Y mucho menos dejar por fuera el lirismo de César Portillo de la Luz, que humaniza la ‘Noche cubana’ y la convierte en morena bonita de alma sensual, con tu sonrisa de luna y ojos de estrella…Voz de susurro de frondas y arrullo de mar / besas con brisa y tu abrazo es calor tropical / Noche criolla quién junto a ti no quisiera soñar / quién a la luz de tu dulce sonrisa no quiere besar.

Para cerrar con honores esa humanización sublime al implorarle su amor como si ella fuera una… Negra bonita de ojos de estrellas / en tus brazos morenos quiere vivir / un romance mi alma bohemia.

ÉPALE 415