Calladita te ves más bonita

Por María Alejandra Martín@maylaroja / Ilustración Erasmo Sánchez

Esta frase es un mito en sí misma, que hemos venido desmontando a pedazos con la lucha y los avances en el reconocimiento hacia la mujer y sus derechos en la historia de la humanidad, “Calladita te ves bonita”, indica que lo importante es nuestra belleza y no lo que tengamos que decir, la cultura del silencio nos permea y hace que niñas y mujeres hayan sido por años violentadas y estas no hayan podido encontrar manera de defenderse. Desde niñas somos bombardeadas con un montón de mensajes que si se miran desde la óptica correcta, pueden desmontarse en formas de violencia que se funden en nuestra manera de pensarnos.

La violencia simbólica poco enunciada, es transmitida desde pequeñas cuando nos dicen que para ser bellas hay que ver estrellas, esta frase nos recrea un ideario muy nocivo que poco tiene de amor por la diversidad y el cuerpo con el que nacimos. Para ser bella la mujer entonces plancha su cabello, adelgaza bajo métodos inseguros para adaptarse al ideal de belleza del momento. Y es que no todas podemos ser Kardashians. Luego de ello te enseñan a ser del hogar, la mujer es de la cocina, los niños con su mamá, y avalamos las paternidades irresponsables; si al hombre le salen canas ¡guao que interesante!, si la mujer tiene canas es que ya se está echando a perder, la niña debe cerrar las piernas, no ensuciarse, no correr, las cualidades de debilidad le son socialmente atribuidas, al decirle a un hombre sensible también subyace el ¡lloras como una niña!, o lanzas la pelota como una niña, como si ser débil fuese una condición únicamente del género femenino. Estas frases que nos violentan, también nos silencian, el mito en cuestión es que a través de los años el ejemplo de mujeres luchadoras que se negaron a guardar silencio, y a reproducir el ideal de la mujer callada y sumisa, quedó atrás. Es mentira que calladita me veo más linda, porque conseguimos en la injusticia mil maneras de denunciar. La mujer de hoy se abre paso al andar, tomando espacios que socialmente no le estaban permitidos, opinando y luchando por posicionar el respeto como una bandera, calladita no me veo más bonita nada, solo unidas y alzando la voz las mujeres han logrado ser reconocidas en una sociedad creada bajo la mirada masculina, solo alzando la voz el movimiento de mujeres del mundo ha puesto en la palestra las desigualdades no solo de su género, el rol de la mujer en la transformación de la sociedad moderna ha sido acobijar a todas las personas que de alguna manera u otra son víctimas de desigualdades o discriminación.

ÉPALE 439