Caracas poética

El festival mundial de poesía honró la palabra hasta este 4 de noviembre en diferentes espacios caraqueños con diversidad de poetas y poetizas que se empeñan en alzar sus voces y visibilizar el andar

                                             Por María Alejandra Martín@maylaroja                                                  Fotografías Mairelys González@mairelyscg27 y Alexis Deniz@denizfotografia

Desde el 28 de octubre hasta el 4 de noviembre tuvimos la oportunidad de presenciar la XV edición  del Festival Mundial de Poesía, “En tu rostro la historia” una cita siempre grata para quien goza de la palabra, un espacio de encuentro para amigos, una puerta a la proyección de tantas letras bien escritas y de tantas voces. En esta edición fueron 39 los países homenajeados tocando los 5 continentes.

Osuna fue una de las principales voces

Se inauguró con la interpretación de William Osuna y la poesía del homenajeado, Antonio Trujillo. Entre otros invitados, como destacados de la gala inaugural se encontraban Tarek William Saab (Venezuela), Flaminia Cruciani (Italia), Luis Felipe Sarmento (Portugal), Rosabelle Illes (Aruba), Ko Un (Corea del Sur) y el maestro, Gustavo Pereira (Venezuela).

Las palabras idóneas cautivan, envuelven, estremecen, te transmiten, al leer solo, a viva voz, compartida

_

Me moví por la ciudad preguntando a poetas la definición de poesía y, para Jorge Muner, la poesía “es la fuente original de nombrar lo más hondamente posible los estremecimientos del alma y de la emoción humana, una manera definible pero intensa de decir lo que estremece la cotidianidad, el amor, las indignaciones y los sentimientos y puntos de vista. Para Lenin Bellorín “es la forma expresiva donde el poeta depende de su palabra y de lo que siente y plasma, el no sé qué de la belleza expresada en letras para darle vida a la palabra.”

Las palabras idóneas cautivan, envuelven, estremecen, te transmiten, al leer solo, a viva voz, o en lectura compartida.

Los escenarios para este festival fueron varios: El Techo de la Ballena, la plaza El Venezolano, La Casa de las Letras Andrés Bello y por tema covid, hubo transmisión en dos horarios diferentes a través de canales nacionales con la intención de que la voz de los homenajeados llegara a todas partes del país. Editoriales independientes hicieron presencia, La Hoja de la Calle con la presentación de varios poetas y una exposición de las pinturas de Ángel Malavé, Frank Soteldo, Roger Herrera y Benito Mieses en los pasillos de la Casa de las Letras Andrés Bello.

El techo de la ballena también fue escenario poético

Homenaje al Delirio Sobre El Chimborazo

«Yo soy el padre de los siglos, soy el arcano de la fama y del secreto, mi madre fue la eternidad; los límites de mi imperio los señala el infinito; no hay sepulcro para mí, porque soy más poderoso que la Muerte; miro lo pasado, miro lo futuro, y por mis manos pasa lo presente”,
Simón Bolívar.

Decía un poeta,  el jueves en La Casa de  las Letras Andrés Bello, que aunque el delirio sobre el chimborazo es la consagración del poema romanticista del Libertador, en la carga de sus letras se desbordan, por más oficiales que estas sean, poesía. En esta edición la obra escrita en 1822 es homenajeada como título de poesía expresa del Libertador, desde la inmensidad del Chimborazo aflora toda su sensibilidad, se mezclan sus sentimientos por la liberación y la humanidad, ante la inmensidad del paisaje.

Voces nuevas y otras con trayectoria se reflejaron en los recitales

Antonio Trujillo, el homenajeado

Originario de San Antonio de los Altos, Antonio Trujillo es galardonado y homenajeado de esta edición. En la inauguración del Festival comentó que el motivo del evento es “dar razón espiritual al planeta de lo que acontece en la historia contemporánea de nuestro país. Y la poesía, como herramienta fundamental para la identidad de los pueblos, tendrá la responsabilidad de ser transparente, pura y realmente necesaria”.

Al esbozar en pocas líneas las cualidades de su pluma nos encontramos con un hombre reflexivo, que expresa de forma muy profunda, la sencillez y hondura del alma, su figura literaria es de pájaros y árboles, desnuda al hombre que se contempla así mismo y su acontecer.  Ganador del Premio Municipal de Poesía del Municipio Guaicaipuro, por “Vientre de Árboles” (1996), es acreedor del Premio Municipal de Literatura del Municipio Libertador de Caracas en 2003 por “Blanco de Orilla” y “Unos árboles después” (2005) le otorgó el premio Ramón Palomares del Ateneo de Escuque.

Se hicieron varias actividades en el marco de este encuentro, donde compañeros recitaron su obra, un poema más bello que otro, un amigo y maestro para varios. Al hablar de Trujillo pude notar que muchos lo sienten cercano y que a muchos ha conmovido su lenguaje personal.

La palabra por la construcción de una ciudad

Las actividades del Festival Mundial de Poesía estuvieron llenas de expresiones artísticas complementarias como cine foros, talleres literarios, presentaciones de danza y exposiciones pictóricas, reflejando que todo hecho artístico emana en sí mismo, un mensaje poético. Al preguntarle a los poetas ¿cuál es la importancia de estos festivales? hablaban de la necesidad de estos espacios de encuentro, para leerse y ser leídos, para conversar y para construir en conjunto.

La danza contemporánea acompañó el encuentro poético

La voz de las mujeres

La representación femenina es cada vez más pertinente en ser nombrada en este festival. Son cada vez más las voces que se hacen presente en estos espacios, existe la falsa creencia de que las poetizas solo hablan de amor y desamor, y cuando te consigues con poemas de María Rendón, Yanuva León, Giordana García, Maribel Da Silva, Esmeralda Torres, Kristel Guirado, María Eugenia Acero y/o Andrea Quiñones Rubio, quienes son algunas de las poetizas venezolanas participantes, te das cuenta que esta opinión está llena de  profundos prejuicios y desconocimiento. La mujer escribe de la lucha, del pesar, de hambre de tristezas y levanta la voz ante las desigualdades.

Es importante honrar a la palabra ya que la palabra debe ser manejada con amor y respeto

_

Para Andrea Quiñones Rubio la importancia de este festival “es honrar la palabra ya que debe ser manejada con amor y respeto, invita a la acción y al mismo tiempo recoge los hechos que construyeron esa acción. La palabra forma parte de la memoria histórica social y personal de cada individuo. En mi caso me han catalogado como una poeta erótica, con el fin de usar esto como un cliché, caricaturizando lo sexual, y por lo contrario creo que lo sexual está concatenado a lo amoroso, y es más del autoconocimiento. No es mentira que la sexualidad es tabú, y específicamente en las mujeres  nos secuestraron nuestra sexualidad, mientras que para mí, poder escribir sobre estos temas me ha permitido encontrarme conmigo misma, que otras mujeres se reconozcan a través de lo que escribo y que hasta hayan hombres que se enamoren”.

María Eugenia Acero celebra el hecho de la gran convocatoria femenina, destaca que casi todas se pronunciaron a favor de la lucha por la igualdad, y en función de ser más incluida, en lo particular considera que el Festival debe abrir más puertas para las voces nuevas.

Las poetizas dijeron presente con la palabra y la alegría

Venezuela y su representación poética

Imposible no destacar que el gremio poético se hace cada vez más extenso en nuestro país. La inquietud de los apasionados de las letras hace que nuestra representación poética en festivales sea cada vez más nutrida. En vista de dar visibilidad a este nutrido grupo de 60 trabajadores y trabajadoras de la palabra, enunciamos aquí algunos participantes venezolanos de esta edición: Luis alberto crespo, Miguel Perez Pirela, José Jesús Villa Pelayo, Ángel Malavé, Miguel Nieves, Vielsi Arias, Eloy Sira, Luis Alberto Angulo, Efrain Valenzuela, Libeslay Bermudez, Leonardo Ruíz, William Torrealba, Katiuska Loreto, Miriam Caldera, Adrian Arias,Linda Lopez, Katherine Castrillo, Fran Soteldo, Ana María Hernandez, Cristobal Awa, Maigualida Pérez, Ennio Tucci, Ingrid Chicote, Wladimir Serrano, Beatriz Rondon, Ivan Padilla, Sthepen Marsh, Ximena Benitez, Benito Mieses, Roger Herrera, Nelsón Guzmán, Joel Linares, Gino González, Argelia Malaver, Juan Calzadilla, José Quiaragua, El Tano, Celsa Acosta, Gonzalo Ramirez, Waldo Bastias, Laurencio Zambrano, José Javier Sánchez, Miguel Mendoza, Solangel Urbina, Neguel Machado, Arlette Valenotti, Celenia Arreaza, Fabiola Palomares, Onias Sánchez, César Seco y Antonio Machuca.

Las instancias de estos festivales son necesarias para promover, a través de la palabra, la lucha, reconectar con nuestra sensibilidad, darle rienda suelta a la imaginación y ser visible en sociedad, lo que se traduce en tradición oral y escrita, para algunos lo que no se nombra no existe, el arte de escribir por ende es existir. La clausura del festival se realizó ayer jueves 4 de noviembre y estuvo a cargo de la voz de la poeta Ana María Oviedo.

Diversas expresiones culturales fueron parte del encuentro en la Casa de las Letras Andrés Bello

ÉPALE 436