CIUDAD

Ni bloqueo ni saboteo han impedido que las jornadas de vacunación contra la Covid-19 se mantengan en marcha en el país. La segunda etapa es un esfuerzo titánico de solidaridad y gambeta                                        . sigue leyendo