CIUDAD

Aníbal Isturdes nos recuerda las causas quijotescas, esta vez en torno a la protección de los árboles patrimoniales de la ciudad. Es su lucha cotidiana, a las que pocos se suman con entereza y la mayoría le pasa de largo por pura. sigue leyendo