MIRADAS

La pandemia no solo trajo consigo el cambio forzoso de cara a vivir una nueva realidad de encierros y distanciamientos sociales. El exceso de convivencia ha disparado la violencia de género trayendo catastróficas consecuencias            . sigue leyendo