Con un palo de escoba

Por Pedro Delgado / Ilustración Justo Blanco

Un cuento sobre el ciclista Julio César León (Trujillo, 1925), se me ocurrió en una conversación tipo Olimpiadas de Tokio 2020-21 junto a dos compañeros de cola y espera en una jornada médica, saliendo a flote la hazaña del primer venezolano en competir en unas olimpiadas: Londres, Inglaterra, 1948. Al ver que ellos no sabían o no recordaban el tema, les recomendé entrar a las redes digitales. Cuando les refería que León se había ido con su esposa y su entrenador en un aventón conseguido en la embajada Británica aquí en Caracas, montados en un avión inglés, y que ellos mismos habían fabricado la bandera nacional, el cuento quedó en suspenso porque nos tocó el turno.

La real historia dice que cuando Julio César León llegó a Caracas, ya habiendo pedaleado calles y carreteras trujillanas, a punta e’ piernas pronto pasó a comandar campeonatos, entre otros, los nacionales de 1940, 1941 y 1942. Tiempo después buscaría el apoyo oficial para, a falta de otros atletas, ir él solo a las Olimpiadas de Londres, pero la Federación de Ciclismo, como quien dice, lo llamó a capítulo: “No señor, usted lo que va es a hacer el ridículo allá”. Fue cuando la embajada inglesa le dio la cola en un bombardero de tiempos de la segunda Guerra Mundial, utilizado para el correo. A su esposa la sentaron en la silla del telegrafista, y a él y a su entrenador en el sitio de las ametralladoras.

Resuelto el asunto y listo a participar, una idea de León vino al pelo: “Mi esposa y yo compramos las telas amarillo, azul y rojo para hacer la bandera, ella la cosió, agarré un palo de escoba, le puse un alambre, lo forré de teipe y ya tenía mi asta para el desfile, donde salí yo solo”. Eso quiere decir que el 29 de julio de 1948, nuestro tricolor nacional ondeó el aire por primera vez en unos Juegos Olímpicos.

Cuando mi par de amigos lean este artículo y busquen en Internet  (yo sé que lo harán), se enterarán cómo hizo León para lograr su odisea y ser el pionero de nuestro atletas olímpicos al debutar el 2 de agosto del 1948; que en velocidad, el argentino Clodomiro Cortoni lo venció en el primer heat, pero en el repechaje superó al trinitario Clompton Gonsalves; que en octavos de final compitió con quien a la postre sería el medallista de oro olímpico y tiempo después Campeón Mundial en sprint, el italiano Mario Ghella; que el 11 de agosto en la contra reloj agenció un tiempo de 1.18.1 en el puesto catorce; que a los 91 años recibió un doctorado honoris por sus aportes deportivos… Y sigan buscando.

ÉPALE 426