Construyendo feminismo popular

                                    Por Niedlinger Briceño Perdomo@colectivatejedora                                                Ilustración Sol Roccocuchi@ocseneba

Una de las actividades de sensibilización que realizamos desde la Red de Acompañamiento Territorial y el Proyecto En Clave de Mujer son los cines foro, un espacio donde utilizamos el formato audiovisual para acercar, de una manera atractiva, las crudas realidades que ninguna estamos exentas a vivir.

Estas experiencias se iniciaron a cielo abierto, y convocadas a las siete de la noche, se emperifollaban para ver películas en el barrio. Sacaban sus banquitos, se llevaban a la muchachera y hasta las abuelas se distraían en los espacios públicos del barrio: el bulevar, en la 19 de Abril, en la platabanda de Henry o en la casita de Paulina.

Nuestra primera proyección fue ‘3 Bellezas’, una tragicomedia venezolana que invitó a reflexionar sobre el cuerpo femenino como objeto de consumo y roles de género impuestos. Entre la risa y sus caras de desgracia fueron caracterizando a los personajes de la historia: competitivas, envidiosas y ambiciosas; además el culto a la religión funcionando para justificar cualquier depravación.

La segunda que mostramos fue la comiquita infantil ‘Ralph El Demoledor 2’, donde se evidencian las relaciones tóxicas con características muy comunes en nuestras propias relaciones interpersonales, no solo de parejas sino también de amistad, familiares y comunales. Con este material nos dimos cuenta que las vecinas de la comuna 5 de Marzo son más llamadas a ver caricaturas que películas de adultos.

Ahora nos encontramos que cada vez se hace más evidente la trata de mujeres para ser esclavizadas sexualmente, tema que no se aleja de las realidades de las mujeres en el barrio pues muchas son seducidas con promesas de una vida de lujos desempeñando algún trabajo y terminan perdiendo hasta sus identidades. Esta misma semana fue desmantelada, por el Ministerio Público, una prestigiosa agencia de modelaje de donde han salido grandes figuras como animadoras de televisión, el Miss Venezuela y de más. Se trata de Sambil Model, una cadena de estética de donde salen las imágenes femeninas de los centros comerciales Sambil.

Y así como ésta existe un montón de redes de prostitución en los lugares menos pensados, lugares que no están aislados de las necesidades económicas de las más necesitadas. Nos planteamos pues a conversar con las jóvenes de la Comuna Socialista 5 de Marzo Comandante Eterno, ubicada en El Valle, acerca de la trata de mujeres y la prostitución con la idea de alertarlas y evitar más situaciones de violencias contra las mujeres.

Este mes conocimos la serie española ‘Sky Rojo’ donde cuentan la historia de tres mujeres de diferentes países, Cuba, Argentina y España, que son prostituidas en la isla de Tenerife en un club llamado Las Novias. Muchas llevadas con engaños para cumplir las fantasías sexuales más oscuras de los clientes, sin derecho a decir que no. Convocamos a jóvenes de 15 a 25 años en la Casa Comunal En Clave de Mujer y allá llegaron varias menores de 18 años embarazadas o en gestación, con un tanto de vergüenza al ver las imágenes violentas de la serie y otra más que no pudo soportar tanto y se marchó para nunca más volver. A partir de la discusión empezaron a relucir “ejemplos” de violencia social por ellas mismas. Una preguntó curiosamente “¿si tienes un jefe y él te pide besitos cada cierto tiempo para celebrar tu trabajo, eso es violencia?” sin duda quedó tiesa cuando les hablamos de las relaciones de poder que además se ejercen desde que estamos niñas, ¿alguna vez han escuchado decir esta frase “Si me das un besito te compro un caramelo”?

Es un camino largo esto de construir una comuna antipatriarcal pero el arranque ha sido maravilloso en esta comuna urbana. Nos preguntamos desde la Colectiva Tejiéndonos Mujeres ¿Cómo se construye el feminismo popular?, ¿Cómo sería una comuna antipatriarcal?, ¿Podemos salvar la vida de todas las mujeres que son violentadas en este territorio?, ¿Tenemos capacidad para responder a los cambios que se vayan dando en pro a la autonomía de las mujeres?

Seguimos pensando y construyendo junto a ellas, aprendiendo sus dinámicas y entendiendo que no es a la defensiva, que no es impuesta, que no es invadiendo, es acompañando, hombro a hombro y aprendiendo haciendo en la práctica que revoluciona vidas.

ÉPALE 411