Cruzar en líneas directas

Por Maythe Morales • @maythe_morales / Ilustración Justo Blanco

Siempre me preguntan si se pueden “casar” hermanos caninos o felinos, mi respuesta a esto simplemente es “no”. El cruzar animales parientes en líneas directas es un gran error, y ya vamos a entender por qué.

En perros y en humanos el cruce entre parientes de una misma familia se llama endogamia. La endogamia conlleva al empobrecimiento del código genético.

Cuando esto ocurre, las especies se hacen débiles física y mentalmente. Al mezclarse con parientes cercanos el sistema inmunológico decae, pueden haber malformaciones en la espina dorsal, problemas de la cadera, alteraciones de la sangre, reforzamiento del oncogén, que es aquel que desde el árbol familiar o el linaje de un ser vivo, predispone a las especies a la aparición de células cancerígenas.

Además, estos cruces también afectan la capacidad de aprendizaje, el carácter y la conducta en los animales.

Muchos criadores utilizan la endogamia en sus montas, con el fin de afianzar características físicas de los animales que crían, pero el tiempo y la ciencia han demostrado que los resultados tienen más consecuencias negativas que positivas.

Un criador serio, responsable, invierte realmente en la búsqueda de ejemplares por fuera de la línea genética, a la que tiene en su criadero, para mejorar, activar lo mejor de la raza. Se toma el tiempo para decidir qué ejemplar es el óptimo, para cruzarlo con su pie de cría, invierte además en test genéticos, que ayudan a tener una clara idea de qué es lo que busca en una nueva camada.

Un criador poco serio, se encarga de montar a sus animales sin ningún estudio, sin los cuidados de la hembra previos a la monta, le da igual si la monta un hermano o un padre, con tal que salgan cachorros lindos, sin importar las consecuencias de salud que puedan tener estos animales, todo por hacer una venta rápida y que no se quede ningún cachorro por vender. Además, esto así es muy sencillo, pues los animales no reconocen parentescos y menos cuando están en pleno celo, ya que los controla el instinto reproductivo.

Así que ya lo sabes, nunca es una buena idea este tipo de cruzas, y sobre todo, consulta siempre con un veterinario, él sabrá cómo orientarte.

ÉPALE 462