El deporte venció el bloqueo

Por Gerardo Blanco@GerardoBlanco65 / Ilustración Justo Blanco

Nadie debe olvidar que la mejor actuación de Venezuela en la historia de los Juegos Olímpicos se consiguió en medio de las mayores dificultades que ha vivido nuestro país y el planeta, del que no escapó el deporte.

El oro de Yulimar Rojas en salto triple con récord mundial y olímpico incluido; las preseas de plata de los pesistas Julio Mayora y Keydomar Vallenilla, y de la “leyenda” Daniel Dhers en el debut del BMX estilo libre en el calendario de estas competencias, son históricas.

Con 43 atletas clasificados se consiguió la mayor efectividad de inversión y medallas con las cuatro preseas alcanzadas hasta ahora.

Antes de Tokyo 2020, las mayores cotas alcanzadas por nuestro país habían sido los tres bronces del nadador Rafael Vidal, y los boxeadores Marcelino Bolívar y Omar Catarí en Los Ángeles 1984; el oro y el bronce de los taekwondistas Arlindo Gouveia y Adriana Carmona en Barcelona 1992, cuando éste era un deporte de exhibición, la plata de Yulimar, el bronce trasmutado en plata del boxeador Yoel Finol en Río y el bronce de Stefany Hernández en BMX, en la cita de Río de Janeiro 2016.

Cuando el boxeador Francisco “Morochito” Rodríguez subió a lo más alto del podio en México 1968 y el espadista Rubén Limardo también escuchó el himno nacional en Londres 2012, no hubo más preseas para celebrar.

Los triunfos de Yulimar, Mayora, Vallenilla y Dhers tienen, además, un componente social que se debe resaltar en mayúscula. La formación y temprano desarrollo como atletas se forjó en el sistema deportivo desarrollado desde que Hugo Chávez llegó al poder en 1999.

La triplista canalizó su talento a través del Instituto de Deportes de Anzoátegui, cuando se acercó a las instalaciones para practicar voleibol y su primer entrenador, Jesús “Tuqueque” Velázquez la convirtió en una saltadora de alto, luego de largo y finalmente de triple. Mayora se inició en la Unidad de Talento de la parroquia Carlos Soublette, en La Guaira, y Vallenilla ha hecho su vida deportiva en el IND de El Paraíso.

Ninguna empresa privada puso a disposición una instalación o dio patrocinio por su cuenta para ellos. Solo lo hizo el Estado. Como consecuencia de esta inversión, desde Atenas 2004 se han conseguido dos doradas, cinco platas y dos bronces, siendo bajo la gestión del presidente Maduro la zafra de mayor cosecha de premios: un oro, cinco de plata y un bronce.

Cuando alguien insinúe que los atletas no reciben apoyo del Estado, solo hay que recordar que la generación de oro, liderada por Yulimar Rojas surgió en esta época, y derrotó con sus saltos el bloqueo contra Venezuela y la pandemia.

ÉPALE 425