Empanadas de lo mismo

Por Clodovaldo Hernández • @clodoher

Ha sido un gran orgullo participar en dos libros al lado de prominentes figuras del periodismo de opinión, en su vertiente humorística, entre ellos Earle Herrera.

En Contragolpe del humor (2003) y Humor con humor se paga (2011) estuvieron también Augusto Hernández, Luis Britto García, Roberto Hernández Montoya, Roberto Malaver, Carola Chávez, el poeta William Osuna y los caricaturistas Régulo Pérez y Omar Cruz. Un trabuco, como se dice. En el bautizo de Contragolpe, en la Asamblea Nacional, en presencia del comandante Chávez me tocaba hablar desde la tribuna de oradores del hemiciclo, en cadena… ¡y después de ese poco de diablos!

Mientras hacían de la suyas Britto García y los dos Roberto, yo estaba como palo de gallinero.

La intervención de Earle me dio sosiego. Con humildad campechana dio a entender que los otros le habían dejado poco por decir, pero que cada quien lo hace a su estilo. Él se valió de una minicrónica. En su natal El Tigrito había dos hermanitos vendedores de empanadas. El primero era muy afanoso. Decía: “Llevo empanada de cazón, de carne, de pollo, de caraota, de queso…”. El segundo iba detrás y, ante lo explícito del hermano, gritaba: “¡Lo mismo, lo mismo!”. Cuando me correspondió, subí al estrado y hablé. Ya no recuerdo lo que dije, pero se puede resumir en que fue “lo mismo” que dijo Earle, pero a mi modo. Otra lección del profe.

ÉPALE 443

Next article

Así lo conocimos