Esa música es del diablo, comegato

Por María Alejandra Martín@maylaroja / Ilustración Erasmo Sánchez

Sin importar la edad este sonido antiguo que coquetea con la modernidad, el rock parece no pasar de moda. Creo que ya ha trascendido la fase de ser solo para la hora loca pero siempre habrá quien te diga COMEGATO!!, prejuicio del cual no hay detrás ninguna terrible historia de maltrato animal, es como se le dice en Venezuela a los amantes de las franelas negras y el “wiki wiki” y cabelleras que se resisten a ser cortadas.

El rock como fenómeno musical tuvo su época dorada a principios de los sesenta y setenta con sus sonidos disonantes, sus letras angloparlantes, sus mensajes existencialistas; hablan no solo de amor y desamor, hablan de fiesta, depresión, oscuridad, luz, vida y muerte, de vicios y de todo aquello a lo que está expuesto el ser humano en su devenir, teniendo como antecedente la balada romántica, esas letras empalagosas de amor que nos dejó quien antecede, es muy justo que se le mire con recelo y sea mitologizado. Los ataques a Elvis por corromper la moral de la iglesia católica, John Lennon pateando la historia al considerar a los Beatles más grande que Jesucristo, son hitos históricos que contribuyeron a que los roqueros se vieran como la mala juntica.

El rock ya posee todo un árbol lleno de ramificaciones y en sus subgéneros hay algunos gozan de una estética que pareciera salida de un curso de artes oscuras, cuando analizas éxitos mundiales como I feel love in Jesus de Turley Richards, Imagine de John Lennon, Stairway to heaven de Led Zeppelin, cualquier letra de Queen, The Doors o Nirvana, por hablar de las famositas, encontrarás que sus mensajes se relacionan profundamente al ser con su vida espiritual y su accionar. Creo que es tanto el prejuicio y la anti campaña que se invisibiliza a esa multitud de roqueros integrantes de los grandes movimientos pacifistas de la historia, es como contradictorio.

En tu calle el vecino pone las “chatarritas” clásicas del rock en español. Pareciera que el  escuchar la misma canción en nuestro idioma  ayudó a digerirlo y posicionarse. La aparición de grupos que al estilo beatle tocaron en español influenciaron al género que fue germinando en de la protesta contra las guerras, el hambre, y las desigualdades, así surgieron las bandas de rock latinoamericano.

El rock seguirá como imperio romano, haciéndonos mirar el pasado, invitándonos a repensar el presente y futuro y los roqueros para preguntarte: ¿por qué llevas esa franela? y pidiéndote seguidamente que les menciones cinco temas de esa banda, para determinar si eres un fan verdadero, ese es otro mito.

ÉPALE 438