Filven 2021: la rebelión de la palabra

Nuevamente la Feria Internacional del Libro nos demuestra que el amor por el conocimiento es la principal arma de resistencia del Gobierno Bolivariano

                                Por María Eugenia Acero Colomine@mariacolomine                                     Fotografías Mairelys González@mairelyscg27

En menos de lo que canta un gallo pasó un año. Así, nos encontramos celebrando la segunda edición de la Feria Internacional del Libro en pandemia, del 4 al 14 de noviembre. En esta ocasión, los espacios abiertos de la Asamblea Nacional se transformaron en una gran biblioteca pública llena de nuevos títulos y clásicos de todos los tiempos para el disfrute de todos.

Bajo el lema “Leer independiza”, el gobierno bolivariano muestra una vez más su principal artillería ante los embates del bloqueo y del absurdo. En esta edición se están presentando cien títulos nuevos de diferentes géneros para el deleite de los lectores.

Homenajeados

En esta edición se le está rindiendo homenaje a dos pilares de la historia contemporánea de Venezuela: José Vicente Rangel y Vladimir Acosta. Este tributo se está desarrollando a través del bautizo de libros y conversatorios varios. Entre los títulos se encuentran: José Vicente Rangel, ejemplo de lucha, Expediente negro y El continente prodigioso.

En referencia al homenaje a José Vicente Rangel, Alberto Lovera acotó: “La historia la cuentan los poderosos. Pero acciones como la FILVEN y la reedición del libro Expediente negro de José Vicente, muestran la historia no contada y no oficial. Se muestra el terrorismo de estado para acabar con los oponentes violando su propia constitución y las leyes internacionales. Eso es terrible. Muchos jóvenes que nacieron en los tiempos del presidente Chávez no tienen idea de que eso pasaba. La llegada de Chávez acabó con el aparato del terrorismo de estado. Desde 1958 a 1998 la constante fue el terror, amparados por elementos internacionales”.

Oscar Schemel, quien también participó en uno de los homenajes a José Vicente Rangel agregó: “Me hace feliz compartir el homenaje muy merecido que está haciendo la Filven a la figura de José Vicente Rangel y a su trayectoria como defensor incansable de los derechos humanos. Fue protector de las libertades, promotor de la democracia, el diálogo, el reencuentro. Pero también hay una dimensión importante que es la de José Vicente como pensador político. Basta leer sus columnas o escuchar y ver sus editoriales por Televen para encontrarse con un analista profundo, sereno y equilibrado. Esa dimensión es la que en este momento estamos resaltando, rescatando. En sus columnas y editoriales podemos encontrar herramientas fundamentales para entender lo que ocurrió en Venezuela y comprender lo que está ocurriendo”.

La periodista Dayón Moiz agregó: “Vinimos con los reporteritos comunales de Altos de Lídice, porque decidimos buscar la huella de José Vicente Rangel. Ellos duraron dos meses trabajando e investigando. Terminamos la investigación con un conversatorio con Víctor González, que es un historiador local. Luego de nuestro trabajo encontramos que sí había una huella de José Vicente en la comuna. En este trabajo incorporamos a los adultos mayores y a los niños. José Vicente está en la palabra de la gente, todo el mundo lo recuerda con algo y eso fue lo que recogimos en esta investigación”.

La música tradicional en vivo suena en esta edición

Actividades especiales

La feria no es únicamente una expoventa de libros. Durante estos diez días de saberes disfrutaremos también de teatro, talleres, recitales de poesía, conversatorios y presentaciones de libros. Entre los títulos nuevos están Esclavos Unidos de Helena Villar, It’s a Selfie World, de Miguel Guevara (libro ganador del premio internacional de ensayo Mariano Picón Salas), Corazón Saharaui, de Siboney del Rey y muchos más. En el Museo Boliviano  las poetas Andrea Quiñones Rubio y Sarah Espinoza, nos trajeron un repertorio de poesía erótica en homenaje a la poeta marabina María Calcaño. En la esquina de Gradillas es posible apreciar el humilde tributo teatral que le está rindiendo Comunicalle a Vietnam con una obra dinámica en la que los niños y adultos se divertirán aprendiendo sobre esta nación asiática así como nuestro país.

Conversamos con la poeta y escritora Mariajosé Escobar, quien ha participado en algunos de los eventos especiales: “Es un gran esfuerzo que se está haciendo en este tiempo tan difícil de bloqueo y de pandemia. He tenido varias actividades en esta Filven. El 6 de noviembre tuve un recital en el Museo Boliviano, junto a Inti Clark, Ana Cristina Bracho, David Gómez y Ana María Oviedo Palomares. Además, el lunes 8 de noviembre participé en el encuentro de Jóvenes Poetas con la ponencia El asidero de la palabra. También estoy presentando la editorial Hormiguero y sus nuevas publicaciones”.

Diversas expresiones artísticas son parte de esta fiesta del libro

Habla el pueblo

La poeta María Eugenia Inojosa nos comparte su apreciación de la actual Filven: “En medio de tantas dificultades y justamente porque estamos en Revolución, esta feria es una demostración del esfuerzo de muchos trabajadores, en primera fila los trabajadores del CENAL que han contribuido con una elevada ética para mantener en alto la calidad de cada una de las ferias año tras año.

Celebro la Feria del Libro como un esfuerzo más por la paz, la vida, la unidad alrededor de los valores más hermosos

_

Celebro la Feria del Libro como un esfuerzo más por la paz, la vida, la unidad alrededor de los más hermosos valores de la humanidad mientras amasamos y horneamos mejores tiempos”.

La poeta Ana Gloria Palma, del Frente de Creación Literaria Oficio Puro, agrega: “Este año es grato mirar una Asamblea que se viste de libro y cultura y ver esa cúpula maravillosa que tanto admiro, y tanta gente de humildísima mirada paseando y sintiéndose llena de cultura. Filven siempre es maravillosa aunque no tenga dólares para comprar libros”.

La Asamblea Nacional ahora es una gran biblioteca

Vietnam, país invitado

La República Socialista de Vietnam, que ha sido aliada incansable del proceso revolucionario bolivariano ha sido también homenajeada en esta edición de la Filven. En su participación, trajo literatura, trajes típicos, fotos e instrumentos para darnos a conocer sobre la riqueza de su cultura e historia. La diplomática Tu Pham nos dio su apreciación: “Nosotros estamos orgullosos de participar en la Filven 2021 donde mostramos la cultura y la historia de nuestro país. Es importante reafirmar los lazos de hermandad con Venezuela y la solidaridad entre los pueblos. Aquí mostramos los trajes típicos, fotografías de mí país. También literatura que traemos especialmente para todos los venezolanos”.

Vietnam es el país invitado de esta edición de la FILVEN

Áreas especiales

Además de las decenas de puestos y salas de exposición, la Filven cuenta con un pabellón infantil y una estación Canaima. En el pabellón infantil se pueden apreciar caballetes para pintar así como espacios para cuenta cuentos.

Queremos sembrar esa semilla de lectura. Estamos construyendo patria a través del conocimiento

_

Martha González, del CENAL nos cuenta: “En este espacio confluimos varias instituciones para la promoción de la lectura para los niños y adolescentes. Queremos sembrar esa semilla de lectura. Estamos construyendo la patria a través del conocimiento de lo que somos”

Scarling Longiovinis, coordinadora de organización y método de Industrias Canaima nos relata, “Estamos prestando el servicio de descarga de libros de la Librería del Sur. Las personas vienen y descargan los libros disponibles por medio del Wifi. Esto lo venimos haciendo desde hace dos años. También tenemos una exposición de equipos Canaima”.

La Estación Canaima está disponible para descargas

Leer independiza

Esta edición de la FILVEN ha demostrado que la organización popular y la resolución a enfrentar las adversidades nos han fortalecido como pueblo. Tenemos un evento rico en saberes de toda clase para seguir nutriendo a nuestro pueblo en un espacio que deslumbra en belleza e historia.

En el Pabellón Infantil impulsan el amor por el conocimiento

ÉPALE 347