Hablemos de viejas glorias: Jimmy Maldonado

Por Clodovaldo Hernández@clodoher / Ilustración Sol Roccocuchi@ocseneba

Tú vas a pensar que este giro que he dado en las últimas semanas para hablarte de las viejas glorias del atletismo venezolano esconde la intención de hacerle propaganda a la población afrodescendiente zuliana. No es ese, en realidad, el propósito. Lo que pasa es que casi todos los integrantes de la camada de “los Superdotados”, figuras que descollaron en los años sesenta, tuvieron ese origen geográfico y étnico. Y el que te traje hoy, Víctor Hugo Maldonado Flory, más conocido como “Jimmy”, no es la excepción.

Este negro de Lagunillas fue el as criollo de las carreras con obstáculos, y prueba de ello es que en 1960, en los Juegos Olímpicos de Roma, impuso el récord nacional de 400 metros con vallas, con un tiempo de 50 segundos y 5 centésimas, una marca que le perteneció por 23 años hasta que Oswaldo Zea la bajó en una centésima en los Juegos Panamericanos en Caracas en 1983.

También participó en las Olimpíadas de Tokio (1964) y México (1968), logrando en ambas llegar hasta la fase de semifinales.

En esa ruta de tres ciclos olímpicos, cosechó muchos éxitos en juegos Bolivarianos, Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos e Iberoamericanos.

Luego, ya como dirigente federativo, estuvo presente en otras dos citas olímpicas: Montreal 1976 y Atlanta 1996.

Maldonado, aparte de ser un prominente atleta, se ha dedicado a las ciencias del deporte. Se graduó de entrenador en Caracas y cursó estudios avanzados de planificación deportiva, metodología, pedagogía, organización, mecánica y biomecánica en Francia, Unión Soviética, China, Checos- lovaquia, España, Cuba, Chile, Estados Unidos y Alemania.

Su vocación por la formación de nuevos talentos es de tal magnitud que incluso siendo presidente de la Federación Venezolana de Atletismo, seguía en las pistas, entrenando a sus atletas. Siempre lo ha hecho bajo la premisa de que junto a la formación deportiva, deben avanzar en su educación formal. “Yo no entreno atletas que no estudien”, es uno de sus lemas.

Este gran zuliano pertenece al Salón de la Fama del Deporte Venezolano y del Atletismo.

ÉPALE 425