Julio: Un transitar hacia el atardecer

                                               Por María Alejandra Martín@maylaroja                                                    Fotografías Maxwell Briceño@maxwellb_photoss

Omar Carreño, margariteño, fue el ganador del concurso hecho por Villanueva para engalanar la fachada interna y externa de la facultad de Odontología de la UCV; gozaba de buena reputación por sus famosas policromías pictóricas y tridimensionales, Villanueva lo llama para que decore la zona popular de Pariata donde se erige su idea de esta escultura, torre móvil de hierro fundido, que es arte modificable ante los fenómenos ambientales como la brisa y la luz, y que en negro sólido hace un contraste maravilloso con el azul de nuestros cielos.

Este artista multidisciplinario se esforzó por estudiar y comprender los fenómenos físicos, la forma en que los juegos de la luz podían modificar una obra. Al pasar por la Plaza Venezuela y sentarte un poco más hacia el oeste, podrás apreciar una joya aunque estática, posee mil facetas. Para Carreño diseñar artes flotantes, levantar obras de gran magnitud en la ciudad era brindarle al caraqueño un momento de conexión espiritual con el infinito. De doce metros de altura, con una base de concreto antisísmica, iluminación y hierro forjado, Pariata 57 es la reedición de esta obra que fue inaugurada en el 2011, y en la cual el artista Carreño le da un regalo a la ciudad.

CALENDARIO ÉPALE CCS 2022