La comunidad quiere una ley más justa para los animales

Por Maythe Morales • @maythe_morales / Ilustración Justo blanco

En el pasado mes de julio se hicieron virales dos videos de casos terribles de maltrato animal.

Ambos videos han generado en la colectividad, el grito desesperado por una ley más justa que proteja ampliamente a los animales, tanto como para generar un acompañamiento popular en modo de protesta a la presentación de los imputados a la orden de fiscalía.

En pandemia se evidenció un incremento de la denuncia hacia el maltrato animal, las redes sociales son el primer punto de denuncia general, herramienta de visibilización y llamado a los entes del Estado, principalmente al Ministerio Público, sobre todo el llamado es directo al Fiscal General Tarek William Saab quien ha demostrado una gran sensibilidad, que conoce la relación directa entre el maltrato animal y otras formas de violencia, como la intrafamiliar y la de género. Al momento, según cifras aportadas por el Ministerio Público, van más de cien casos que están siendo evaluados o con sentencia desde el 2020 hasta la actualidad.

En Venezuela el maltrato animal está penado por las leyes. El Código Penal (CP) vigente en su artículo 480 establece que: “El que sin necesidad haya matado un animal ajeno o le haya causado algún mal que lo inutilice, será penado por acusación de la parte agraviada, con arresto de ocho a cuarenta y cinco días. Si el perjuicio es ligero, podrá aplicarse solamente multa hasta por ciento cincuenta unidades tributarias (150 U. T.)”.

Mientras que el artículo 539 del (CP) establece que: “El que cometa crueldades con los animales, los maltrate sin necesidad o los someta a trabajos manifiestamente excesivos, será penado con multa hasta por cien unidades tributarias (100 U.T.). El que solo con un fin científico o didáctico, pero fuera de los lugares destinados al estudio o enseñanza, haya sometido a los animales a pruebas o experimentos que causen disgusto a las personas que las presencian, incurrirá en la misma pena”.

Para mi desde lo personal las penas y multas son pírricas, los animales son parte de las familias y las comunidades; la ciudadanía quiere, exige una ley realmente acorde con la realidad, los animalistas apostamos por la sanción de una ley que sea más de protección que de control de la fauna doméstica libre y en cautiverio, donde los animales sean contemplados como sujetos de derecho y no como bienes materiales. Unámonos a esta causa, apostemos por Venezuela libre de violencia.