La Gran Tirana

Por Humberto Márquez / Ilustración Erasmo Sánchez

Este bolero La Gran Tirana de Tite Curet Alonso, es de los más famosos interpretados por Lupe Victoria Yolí Raymond, conocida mundialmente como “La Lupe”, pero hay un suceso curioso que recuerda el refrán: “Lo que es del cura va para la iglesia” o como cuentan los cronistas el dicho español, “lo que está pa’ti, nadie te lo quita”, significa que nada puede quitarte lo que el destino te depara, y ese fue el caso de este tema que originalmente fue escrito como El Gran Tirano por Tite en 1968, para Roberto Ledesma, quien lo rechazó por tener la agenda llena. Meses después Tite ajustó la letra en femenino y se la entregó a La Lupe quien sin pensarlo la grabó e incluyó en Queen Of Latin Soul (1968) y lo demás es historia. Otra versión es que cuando Ledesma decidió no grabarlo, Tite le dio una versión revisada al productor de Tico Records Pancho Cristal para que La Lupe la considerara.

Es la historia de nunca acabar de las relaciones amorosas que llegan a su final: “Según tu punto de vista/ Yo soy la mala/ Vampiresa en tu novela/ La gran tirana/ Cada cual en este mundo/ Cuenta el cuento a su manera/ Y lo hace ver de otro modo/ En la mente de cualquiera”

En una crónica de La Fania reseñaban: “Cuando la canción se convirtió en un éxito en una variedad de mercados, Tite ganó fama instantánea. Al mismo tiempo, La Lupe mostró todo lo que era capaz de hacer como intérprete en este tema. Es bien sabido en el negocio del entretenimiento de Nueva York que, para llegar al escenario del Carnegie Hall, es necesario “practicar, practicar y practicar”. La Lupe fue la primera latina en actuar en este prestigioso lugar, así como en el Manhattan Center y el Madison Square Garden”.

No podía ser de otra manera, una canción que ayude a drenar los venenos del despecho, ¿Para qué más?: “Desencadenas en mí/ Venenosos comentarios/ Después de hacerme sufrir/ El peor de los calvarios… Para mi es indiferente/ Lo que sigas comentando/ Si dice la misma gente/ Que el día en que te deje/ Fui yo quien salió ganando”.
¡Llévatela Valenzuela!

ÉPALE CCS N°476

Previous article

Mi corazonada