Madres de Épale: More, te lo prepusiste y lo lograste

Por: Isabel Guerrero / Coordinadora de Diseño

Siempre he tenido la convicción que los grandes logros y triunfos, se gestan desde el seno de la familia, ahí comienza nuestro andar por la vida, se cosechan triunfos o fracasos, los padres son los responsables de hacer andar ese gran motor de la nave familiar, y es ahí donde mi mamá jugó y lo sigue haciendo un papel muy importante en mi formación, tanto profesional como personal, su meta siempre fue que todos sus hijos fueran profesionales universitarios, ese fue su primer gran triunfo (mi hermana Marielva es Licenciada en Administración, mi hermano Saúl es Chef y yo TSU en Diseño Gráfico), hoy tengo que agradecerle por el apoyo que siempre nos dio, atenta en nuestros quehaceres, siempre con humildad, paciencia y mucho amor supo llevarnos por el camino de la superación persona y espiritual.

Morelva del Valle, como se llama mi mamá, siempre tuvo la convicción de lograr lo que se propuso, a pesar de no contar con recursos económicos, católica, luchadora, aventurera, activa, siempre buscando beneficios para su familia, se propuso estudiar y lo logró, hoy es TSU en Turismo, título obtenido en la Colegio Universitario de Caracas, una mujer ejemplar.

Pero su amor de madre no llega hasta ahí, ahora se dedica, aparte de sus quehaceres en el hogar, en dirigir y ayudar a su nietos, a Kylian en sus tareas, su formación, en sus logros y sus triunfos, a sus nietos en Ecuador, Uriel y Sofia a pesar que no están en Venezuela, los aconseja y ayuda con el mejor interés para que salgan adelante.

Hoy me siento orgullosa de escribir sobre mi mamá en mi revista, Épale, también enviarle un saludo y un fuerte abrazo a todas las madres, en los 365 días de las Madres, porque no es solo un día, son todos los días.

ÉPALE 412