Minimanual para desesperarse esperando

Por Nathali Gómez • @laespergesia • Ilustración Justo Blanco

Este Minimanual lo escribí mientras esperaba ser atendida por un médico, en una revisión rutinaria. El asunto es que, aunque no soy puntual, encontrarme a la deriva en el mar del tiempo perdido me hace sentir poco dueña de mi destino.

1. Una cola le saca canas fluorescentes y llegar a su final es su único pensamiento.

2. Usted llega tarde a todo, pero se desespera cuando le toca esperar.

3. El tiempo de espera se cuenta en años perdidos, así sean diez minutos.

4. Sus planes para “aprovechar el tiempo” mientras espera no logran evadirlo del pensamiento recurrente de que está esperando.

5. Si la espera ocurre cercana a sus horas de sueño, la cosa puede empeorar.

6. Suele disimular para que los demás no noten su desesperación.

7. A veces ve una cola y, así necesite lo que se ofrece al culminarla, escapará lo más rápido posible.

8. “La vida es una gran sala de espera, la otra es una caja de madera”, dice una canción.

9. Ya le está costando esperar a que este Minimanual se termine.

10. Corra, por allá se está armando una cola.

Épale 486