Minimanual para fracasar en la limpieza anual

Por Nathali Gómez@laespergesia / Ilustración Justo Blanco

Es junio pero para la gran limpieza anual no hay fecha. Este inmenso trabajo que está por comenzar pende de un hilo si se deja llevar por ciertos elementos distractores que aquí presento.

  1. Si lo quiere botar, porque ya no funciona, hágalo. Guardarlo diez años más no es la solución. Spoiler: en veinte años volverá a guardarlo.
  2. El agua que no llega es el equipo rival.
  3. Los dilemas eternos: limpiar en profundidad o por donde pasa la novia.
  4. Voltear y ver que mientras más ordena, más crece el desorden.
  5. El tiempo nunca alcanza.
  6. Si es neurótico o con un TOC casi será imposible.
  7. Donde limpia aparecerá algo nuevo que limpiar.
  8. Si vive entre desordenados esto será el eterno retorno.
  9. Limpiar también amerita reparar y gastar.
  10. ¿Me pasa el coleto?

ÉPALE 416