Olimpismo con aroma de mujer

Por Gerardo Blanco • @GerardoBlanco65 / Ilustración Justo Blanco

La renovación de las autoridades que comandan el movimiento olímpico venezolano es un hecho inexorable. Desde hace un par de años surgió de las propias entrañas del Comité Olímpico Venezolano un valiente grupo de federativos que con todo derecho aspiran a la democratización de la entidad, y a recuperar la esencia y los valores que proclama la Carta Olímpica.

Ese movimiento está comandado por una serie de reconocidas figuras del deporte nacional, y federativos de nuevo cuño o larga trayectoria que han venido trabajando de manera efectiva por sus respectivos deportes. Las nuevas caras del movimiento olímpico nacional, además, tienen rostros femeninos; mujeres que han dedicado su vida a esta actividad y con mérito propio han ganado espacios en sus respectivas federaciones internacionales.

Una de ellas es la actual presidenta de la Federación Venezolana de Softbol, María Soto, y otra es la máxima dirigente de la Federación Venezolana de Beisbol, Aracelis León. No es un detalle menor que dos mujeres estén al frente de dos deportes con más tradición, arraigo y practicantes masculinos en el país.

Soto integró todas las categorías del softbol femenino y alcanzó el cénit de su brillante carrera en la selección nacional que compitió en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde tuvo el honor de ser la abanderada de Venezuela. Tras su retiro como jugadora, desde 2017 es presidenta de Fevesoftbol y también forma parte de la Junta Ejecutiva de Federación Mundial de Beisbol y Softbol, como representante de los atletas.

León recuperó a Fevebeisbol del descrédito en el que estuvo sumida durante largos años bajo el mandato del fallecido dirigente Edwin Zerpa, al punto de que el Directorio del Instituto Nacional de Deportes intervino a esta entidad por las acusaciones de la propia Comisión de Honor de Fevebeisbol contra su Junta Directiva.

El beisbol ha resurgido de tal modo que el año pasado la selección sub-23 se coronó en el Mundial de Sonora, derrotando por blanqueo 4-0 a la propia novena anfitriona de México. La labor de León en Fevebeisbol la catapultó recientemente a la presidencia de la Confederación Panamericana.

Ante la amenaza del Comité Olímpico Internacional de sancionar al Comité Olímpico Venezolano por el conflicto electoral propiciado por la actual Junta Directiva, surgió un acuerdo para formar una plancha unitaria. Y después de ochenta años de ser dirigido por hombres, el olimpismo nacional resurgirá más plural, participativo y democrático bajo el nuevo liderazgo de las mujeres.

ÉPALE 461